Domingo 29 de enero de 2023

Mons. Mestre presidió una misa en el Mar del Plata Rugby Club

  • 2 de diciembre, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata celebró la Eucaristía de fin de año del Movimiento Cristiano para Gente de Rugby, destacando la tarea de esta organización para unir a familias vinculadas a este deporte.
Doná a AICA.org

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, presidió, el domingo 27 de noviembre, una misa en la cancha del Mar del Plata Rugby Club, con motivo del cierre de año del Movimiento Cristiano para Gente de Rugby, cuyo director diocesano es el laico Daniel Boldrini y sus asesores, los presbíteros Juan Cruz Mennilli y Alejo Contini.

Este movimiento, presente en varias jurisdicciones eclesiásticas del país, tiene como misión llevar el Evangelio al ambiente y las familias del rugby, y organiza durante el año distintos encuentros, misas, retiros y otras actividades.

El padre Mennilli destacó, luego de la celebración: “El Movimiento Cristiano para Gente del Rugby está presente en distintas diócesis del país. Tiene como eje central la realización de encuentros de evangelización (o retiros). Y con las personas que han pasado por esos encuentros, se siguen compartiendo distintas instancias, como charlas, terceros tiempos, los ‘scrum’s, que es como se llama a los grupos que se forman después de los retiros, para seguir compartiendo la vida y la fe”.

“En el marco de las actividades que realiza el movimiento durante el año, tenemos algunas misas con encuentros fraternos que realizamos después. Y es ya tradicional celebrar la misa, por lo menos una vez al año, habitualmente para el fin de año, en alguno de los clubes de la diócesis. El año pasado la hicimos en Miramar Rugby Club, el anterior lo hicimos en Pueyrredón Rugby Club”..

El asesor del Movimiento reveló: “En muchas de esas misas de finalización, hemos también entronizado ya la imagen de la Virgen del Rugby en los diferentes clubes anfitriones, que es María, madre de todos, y por supuesto la invocan también los que pertenecen a la familia del rugby, y tiene un Niño Jesús acercándole una pelota ovalada”.

En cuanto a la misa del 27 de noviembre, el padre Mennilli subrayó: “Esta misa, en particular, fue en el Mar del Plata Rugby Club que nos recibió muy gentilmente. Si bien no es un club confesional, como puede ser el Sporting de los Maristas, o tantos otros en el país, no obstante, en un marco de apertura y pluralidad, que el obispo destacó en sus palabras, nos abrieron las puertas para recibir a familias del rugby, cristianas, de distintos clubes de la ciudad de Mar del Plata, que conforman nuestro movimiento”.

Finalmente, el presbítero amplió: “El Movimiento Cristiano para Gente de Rugby, además, tiene como destinataria a la familia del rugby en su conjunto, por lo cual tanto los encuentros como las actividades están pensados tanto para jugadores como para mujeres, es decir, esposas, hermanas, hijas, para jugadoras también eventualmente, y también para los dirigentes”.

Nuestra Señora del Rugby
La historia de esta advocación comenzó el 10 de septiembre de 1964 en Bugnein (Francia). Luego de que los jugadores de rugby Jean Othats, Émile Carrère y Raymond Albaladéjo jugaran un partido amistoso en la ciudad de Burdeos, chocaron contra un camión de regreso a sus hogares. Tras el impacto -cerca de Lesperon-, el automóvil se estrelló contra un árbol y los tres murieron en el acto.

El trágico accidente conmocionó a toda Francia, y el padre Michel Devert, un sacerdote local y ex jugador de rugby, tuvo una idea inspirándose en un vitral realizado en Inglaterra, en memoria de seis jugadores del Manchester United que fallecieron en un accidente conocido como el “Desastre Aéreo de Munich”, en 1958.

Tomando como referencia ese hecho, se propuso restaurar una antigua capilla en el pueblo de Saint Savin, para que se convirtiera en un espacio de oración para los adeptos a este deporte, la cual es hoy es conocida como la Notre-Dame-du-Rugby y que fue reinaugurada el 16 de julio de 1967 en el pueblo de Saint Savin.

Años más tarde, luego de un viaje a Francia, el padre Jorge Murias (miembro de la congregación de los Padres del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram, fallecido en 2019) trajo a la Argentina una estampita de la Virgen y la propuso como patrona del Movimiento Cristiano para Gente de Rugby, dependiente de la diócesis de San Isidro, y en 1983 nació así la advocación Nuestra Señora del Rugby en el país.

Oración redactada por el padre Michel Devert
El sacerdote escribió en 2012: "Virgen María, que enseñaste a tu Niño Jesús a jugar en tu regazo, vela maternalmente sobre nuestros juegos de niños grandes. Quédate al lado nuestro cuando la pasión del juego nos toma por entero y hace falta, a pesar de todo, conservar el dominio de sí mismo y mantener el juego en toda su nobleza. Quédate al lado nuestro para sostener nuestras fuerzas y nuestras voluntades tendidas hacia la victoria. Pero, también, quédate con nosotros, en el terrible scrum de la existencia, para que salgamos vencedores del gran juego de la vida, dando el ejemplo, como en la cancha, de coraje, de ganas, de espíritu de equipo; en una palabra, de un ideal a imagen del tuyo".+