Miércoles 1 de febrero de 2023

Mons. Mestre: "La adoración sostenida como elemento esencial de nuestro camino espiritual"

  • 7 de enero, 2023
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata propuso imitar a los magos en la búsqueda, en la adoración al Niño y en el agradecimiento por los guías que Dios ha puesto en el camino.
Doná a AICA.org

Monseñor Gabriel Antonio Mestre, obispo de Mar del Plata, en su reflexión para la fiesta de la Epifanía del Señor, propuso imitar a los magos en la búsqueda de los signos divinos, en la adoración al Niño y en el agradecimiento por los guías que Dios ha puesto en el camino.

“El 6 de enero, en la liturgia católica, celebramos de manera particular la manifestación del Salvador no solo al Pueblo de la Primera Alianza sino también a todos los Pueblos del mundo, a los paganos, a los gentiles. Estos no estaban entroncados en la tradición de fe del Primer Testamento y aquí quedan representados en estos magos que vienen de Oriente", explicó.

En relación con los aspectos que pueden ponerse de relieve en esta fiesta, el obispo destacó: “En esta oportunidad, pongo en el centro la realidad y el signo de la estrella que interpela y guía a los magos. La estrella no es el Rey Mesías, no es el Salvador del mundo. La estrella es señal de su presencia”.

Caminar y buscar la estrella
En primer lugar, monseñor Mestre propuso: “En este tiempo de Navidad, en este comienzo de año, esta debería ser también nuestra actitud: caminar y buscar la estrella. Es decir, salir de nosotros mismos y dejarnos interpelar por los signos de la presencia de Dios en nuestra vida”.

“Al celebrar la Epifanía del Señor, el desafío que se abre ante nuestra vida es movernos, desinstalarnos, correr, encaminarnos en la búsqueda decidida de su presencia en nuestra vida y en la historia”, añadió.

Encontrar y adorar al Niño que señala la estrella
En cuanto al segundo punto, el prelado marplatense expresó: “También nosotros debemos sentirnos honrados por haber encontrado al Niño en esta Navidad, disfrutemos de esta presencia, tomemos gracia de este bendito encuentro. Como los magos venidos de Oriente, asumamos la actitud de adoración ante quién es nuestro Dios y Señor”.

“Que nuestra espiritualidad quede marcada por la adoración. La presencia sacramental del Señor en la celebración de la Misa, en el Sagrario y en la custodia con su Cuerpo nos invita a la adoración sostenida como elemento esencial de nuestro camino espiritual", agregó.

Manifestar y agradecer la estrella
En tercer lugar, el diocesano postuló: “Ante un mundo neopagano, debemos ser creativos en la manifestación del misterio de Dios. Incluso con los más alejados o con los aparentemente más cerrados a la verdad del Evangelio. Nunca dejemos de manifestar la presencia del Salvador.

Por último, monseñor Mestre señaló: “En este contexto, también podemos agradecer por el servicio misionero y catequístico de los que nos instruyeron en la fe. Esas personas y comunidades han sido y son estrellas para nosotros. Agradezcamos el compromiso de ellos y sigamos asumiendo nuestra misión de ser estrella para manifestar a todos los seres humanos la alegría del Evangelio”.+