Martes 9 de agosto de 2022

Mons. Martínez: La caridad, fundamento al compromiso por la inclusión

  • 22 de agosto, 2018
  • Posadas (Misiones) (AICA)
"La caridad, el amor bien entendido, es el fundamento al reclamo legítimo de nuestro tiempo de comprometernos por la inclusión de tantísimos hermanos que por distintas razones están marginados; de una comprensión integral de todos los derechos humanos, también de los niños por nacer que en general gravemente son olvidados por los abortistas", afirmó el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez.
Doná a AICA.org
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, citó la encíclica Dios en Amor, del papa Francisco, para recordar que "la Eucaristía impulsa a todo el que cree en Él a hacerse ?pan partido? para los demás, y por tanto, a trabajar por un mundo más justo y fraterno? En verdad la vocación de cada uno de nosotros consiste en ser, junto con Jesús, pan partido para la vida del mundo".

El prelado sostuvo que "la Eucaristía que reclama la caridad y el amor donado, se contrapone a una sociedad que tiende solo a lo mercantil y pragmático" y consideró importante señalarlo "en estos días posteriores al rechazo de la legalización del aborto en nuestra Patria".

"Después de haberse señalado tantas fragilidades y pobrezas que padecen algunas mujeres embarazadas que viven situaciones difíciles esperamos que sobre todo el Estado representado especialmente en el Ministerio de Salud invierta en el acompañamiento de la maternidad, protegiendo a las mujeres y a los niños por nacer", reclamó.

"Poniendo atención en los tantísimos lugares pobres que abundan en nuestra Patria y evitando la solución rápida e inhumana de la eliminación abortista en sus diversas formas. Las mujeres y los niños merecen que sistemas de salud calificados y justos valoren la profunda dignidad de la vida humana", agregó.

Monseñor Martínez aseguró que "la caridad, el amor bien entendido, es el fundamento al reclamo legítimo de nuestro tiempo de comprometernos por la inclusión de tantísimos hermanos que por distintas razones están marginados; de una comprensión integral de todos los derechos humanos, también de los niños por nacer que en general gravemente son olvidados por los abortistas; de la misma dignidad humana ausente en los productores de programaciones mediáticas que lesionan y perjudican a nuestros adolescentes y jóvenes, así como tantas propuestas marcadas con la convivencia del alcohol y la droga".

"La virtud de la caridad y el amor inmerso en los sistemas sociales siempre generan un humanismo con valores, y un horizonte de esperanza", concluyó.+

» Texto completo de la reflexión