Lunes 14 de junio de 2021

Mons. Martínez: "El Cura Brochero encontró en los pobres el amor de Dios"

  • 13 de marzo, 2017
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El templo dedicado al Cura Brochero, en el barrio Itaembé Guazú, vivió este domingo su primera fiesta patronal dedicada al santo. Hubo procesión con la imagen del santo y el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, presidió la misa. "El santo visitó a personas marginadas, a leprosos, los visitaba, les llevaba comida, Brochero vio a Jesús en ellos. Brochero amó a todos, mucha gente no es feliz porque no ama", destacó el prelado.
Doná a AICA.org
En el barrio de Itaembé Guazú se realizó el domingo la primera fiesta patronal de la comunidad diocesana de Posadas en honor del Santo Cura Brochero, en cuyo templo el 16 de marzo serán las celebraciones centrales.

La fiesta comenzó con una procesión por las calles del barrio con la imagen del santo patrono y fue encabezada por el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez y seguida por el sacerdote Gervasio Silva, el diácono Bernardo López y los vecinos del barrio y de la comunidad.

El recorrido de la procesión se realizó con meditaciones sobre la vida del santo y oraciones, tuvo una parada en las afueras de una casa donde se encontraba la imagen de la Virgen María. Luego la procesión finalizó con la llegada al templo para después dar inicio a la misa.

En la homilía, monseñor Martínez destacó que "el Cura Brochero fue un discípulo de Jesús, es alguien que trató de escucharlo a Jesús durante toda su vida", y aseguró: "No hace falta hacer cosas grandes, la clave de la santidad es tratar de poner en práctica la palabra de Dios".

"Solo cuando uno pone el corazón en las cosas que hace, eso da fruto, tarde o temprano y así lo hizo Brochero cuando recorría en mula los difíciles caminos de transitar para llevar la palabra de Dios", sostuvo, agregó: "El santo visitó también a personas marginadas, a leprosos, los visitaba, les llevaba comida, Brochero vio a Jesús en ellos. Brochero amó a todos, mucha gente no es feliz porque no ama".

El prelado destacó que "todos estamos llamados a seguir ese camino, a ser discípulos", y pidió que en las comunidades haya "amor para que podamos ser mejores personas y así podamos contraponer a una sociedad violenta".

"Pidamos ser promotores de la paz, de la vida, del amor. Jesús necesita eso de nosotros. Pidamos al cura Brochero su intercesión", concluyó.

Reliquias del santo
Antes de recibir la bendición final, se anunció la llegada al templo de una reliquia de tercer grado, un poncho usado por el Cura Brochero, donado de la capilla Nuestra Señora del Tránsito, de la localidad cordobesa de Villa Cura Brochero de Córdoba. El clero vistió a la imagen de Cura Brochero con este poncho.+