Martes 15 de junio de 2021

Mons. Martínez destaca la importancia de la verdadera "comunión"

  • 5 de mayo, 2021
  • Posadas (Misiones) (AICA)
"Aquello que busque contribuir al bien común, será la respuesta adecuada para construir en este tiempo globalizado una cultura solidaria y de la vida", afirmó el obispo de Posadas.
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, dedicó su carta semanal a explicar la importancia y significación de la palabra “comunión” para los cristianos. 

“La comunión es un reclamo que nos realiza el Señor y que, si no nos interesa, contradecimos el camino de discipulado que implica el ser cristianos”, advirtió.

“En algunas oportunidades leemos o escuchamos que se unen empresas, sectores, o bien países para determinados fines. En general son formas de unidad, pero con fundamentos estratégicos. La comunión será más profunda si los lazos de unidad se fundamentan en relaciones históricas, culturales o religiosas”, aseguró.

El prelado mencionó que “el fundamento de toda comunión para los cristianos se da en esta comunión con Aquel a quien seguimos” y admitió que “las experiencias de fracaso ligadas a la comunión fraterna, en nuestras familias, comunidades, movimientos o el mismo compromiso de los cristianos como ciudadanos, tienen en general como causa esta ruptura básica”.

“Nos decimos cristianos, pero de hecho no nos sentimos comprometidos con Jesucristo ni con sus enseñanzas”, lamentó, y consideró que esto sucede porque “no permanecemos en Él, como la vid y los sarmientos dejando de ser fecundos en la construcción del Reino”.

“Se trata de permanecer en el Señor para encontrar el valor de salir de nosotros mismos, de nuestras comodidades, de nuestros espacios restringidos y protegidos, para adentrarnos en el mar abierto de las necesidades de los demás y dar un respiro amplio a nuestro testimonio cristiano en el mundo”, aludió citando palabras del papa Francisco. 

Monseñor Martínez afirmó que “la comunión para los cristianos tiene su fundamento en el amor y comunión trinitaria. En el   amor de Dios al hombre y en la necesidad de asumir el mandamiento del amor”.

“Tanto para la vida de la Iglesia, como para la sociedad, el valor de la comunión y no la uniformidad, la pluralidad y lo diverso, sin rupturas, aquello que busque construir el bien común, será la respuesta adecuada para construir en este tiempo globalizado una cultura solidaria y de la vida”, concluyó.+

» Texto completo de la reflexión