Lunes 15 de julio de 2024

Mons. Martín presentó a los nuevos obispos auxiliares de Rosario

  • 31 de mayo, 2023
  • Rosario (Santa Fe) (AICA)
El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, compartió una carta a la comunidad en la que dio la bienvenida a los dos nuevos obispos auxiliares de la arquidiócesis.
Doná a AICA.org

“Con gran alegría los invito a recibir, con el corazón abierto y espíritu de fe, a los dos nuevos obispos auxiliares para nuestra arquidiócesis de Rosario; ellos son Mons. Fabián Belay y Mons. Ernesto Fernández”, expresó el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, al inicio de un mensaje dirigido a la comunidad arquidiocesana tras el nombramiento del Papa de esos dos nuevos prelados. 

Monseñor Martín destacó que ambos sacerdotes son “de reconocida trayectoria en nuestro clero arquidiocesano” y consideró que su designación “es una gran gracia para toda la Iglesia que peregrina en Rosario”.

“Les damos la más cordial bienvenida como obispos sucesores de los apóstoles”, expresó el arzobispo, e invitó a la comunidad a rezar por ellos “para que el Espíritu Santo los ilumine, los guía y les dé todos los dones para ejercer entre nosotros un fecundo, alegre, misericordioso y misionero ministerio episcopal”.

Al respecto, el arzobispo rosarino subrayó que “ambos han sido sacerdotes fervorosos y entregados al ministerio en favor del Pueblo Santo de Dios, y seguramente con nuestra oración y acompañamiento dedicarán ahora todos sus desvelos a cuidar y guiar a toda la comunidad arquidiocesana, acompañado mi ministerio como arzobispo”.

Tras agradecer al Santo Padre Francisco, “que con gran confianza y generosidad ha concedido a la arquidiócesis estos dos obispos auxiliares”, y comprometer a la comunidad arquidiocesana en la oración por el sucesor de Pedro, explicó en su mensaje que “con esta designación comenzamos un nueva etapa de la vida arquidiocesana con renovada esperanza, a fin que con mayor decisión y confianza en el Señor podamos avanzar en la edificación de una Iglesia sinodal, misionera y misericordiosa, de modo que, cumpliendo el mandato de Jesús, vayamos y hagamos que todos sean sus discípulos”.

Finalmente, monseñor Martín invocó la protección maternal de Nuestra Madre del Rosario sobre “la vida de estos hermanos nuestros en el ejercicio de su ministerio como padres, hermanos y amigos de todos los miembros del Pueblo Dios, especialmente de los más pobres y sufrientes”.+