Lunes 20 de mayo de 2024

Mons. Margni: 'Que el ejemplo de san José nos inspire a trabajar con dedicación'

  • 2 de mayo, 2023
  • Avellaneda (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Avellaneda-Lanús valoró el trabajo vivido y reconocido en justicia, y destacó la dignidad de todos los trabajadores, especialmente quienes luchan para salir adelante.
Doná a AICA.org

“Desde mediados del siglo XX, la Iglesia ha querido unirse con la memoria de san José obrero a la conmemoración del Día de los trabajadores”, recordó el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Marcelo Julián Margni, con ocasión de la festividad del 1° de mayo.

En su mensaje, dirigido a los trabajadores de la diócesis, “nacida como una diócesis de gente obrera”, hizo llegar su saludo y bendición “a todas las personas que diariamente, con su trabajo honesto, salen a ganarse el pan y contribuyen, muchas veces de manera anónima y escondida, al crecimiento no sólo económico de la sociedad”.

“Tengo presentes también, de un modo particular, a trabajadores de la economía popular, y a las personas con empleos precarios y las subempleadas, que muchas veces se ven obligadas a trabajar largas horas a cambio de un salario mísero, esclavos de un sistema injusto que les niega su derecho a vivir con dignidad”, prosiguió.

Dedicó, además, un pensamiento a quienes están sin trabajo y sufren la angustia de no poder llevar el pan digno a la mesa de sus familias: “Sabemos que la falta de empleo digno es un flagelo mundial que afecta a millones de personas en todos los rincones del planeta, pero ese cuadro se vuelve aún más dramático cuando lo vemos crecer y multiplicarse entre las personas que viven a nuestro lado, en nuestro pueblo”.

El prelado aseguró que la Iglesia de Avellaneda-Lanús "eleva sus oraciones por el fin de esta situación", al tiempo que renovó “el compromiso de trabajar juntos para crear una sociedad más justa y equitativa, donde toda persona tenga las oportunidades y los medios para vivir dignamente y desarrollarse en plenitud”.

“El don frágil de la paz social, la superación de la violencia, depende en buena medida también de este compromiso”, añadió monseñor Margni.

Haciéndose eco de la enseñanza constante del papa Francisco, que en continuidad con el magisterio de quienes lo precedieron ha resaltado la urgencia de redescubrir en los hechos la dignidad del trabajo para todo ser humano, evocó precisamente la figura de san José obrero, de quien “Jesús aprendió el valor, la dignidad y la alegría de lo que significa comer el pan que es fruto del propio trabajo”.

“Que el ejemplo de san José, carpintero y custodio de la Sagrada Familia, nos inspire a todos la voluntad de trabajar con dedicación y amor por el bien común, y de luchar por una sociedad más justa, digna y fraterna para toda persona”, expresó.

“Y que el Señor Jesús, que quiso trabajar con sus propias manos, compartiendo el esfuerzo y la esperanza de todo ser humano, les conceda en este día su bendición y les dé aliento y fortaleza para seguir adelante”, concluyó.+

» Texto completo del mensaje