Lunes 15 de abril de 2024

Mons. Malfa anunció que el nuevo obispo de Chascomús será ordenado el 2 de marzo

  • 9 de enero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
El administrador apostólico puntualizó que en esa fecha monseñor Juan Ignacio Liébana también iniciará su gobierno pastoral en esta jurisdicción eclesiástica. Será en la catedral Virgen de la Merced.
Doná a AICA.org

Monseñor Carlos Humberto Malfa, a quien el Papa Francisco le aceptó su renuncia por edad al gobierno pastoral de la diócesis de Chascomús, anunció que el 2 de marzo en la catedral Nuestra Señora de la Merced monseñor Juan Ignacio Liébana recibirá su ordenación episcopal e iniciará su ministerio pastoral en esta jurisdicción eclesiástica bonaerense.

“La Iglesia nos pide a los obispos presentar la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis cuando cumplimos 75 años. Es una norma que creo prudente, sabia, sana. No es una jubilación, el obispo nunca se jubila; en todo caso puede dejar un servicio o una responsabilidad para la vida de la Iglesia, pero el ministerio dura toda la vida”, recordó en un videomensaje a la comunidad diocesana.

“En mi caso presenté mi renuncia un año antes pidiéndole al Santo Padre la gracia de que fuera aceptada llegado el momento. En la presencia de Dios y con gran libertad creí que el bien espiritual de ustedes, la vida misma de la diócesis, estaba necesitando un nuevo obispo: más joven, más sabio, más bueno”, puntualizó.

Monseñor Malfa anunció, con alegría inmensa y gratitud, que el Papa Francisco eligió al presbítero Juan Ignacio Liébana nuevo obispo de Chascomús; e indicó que pertenece al clero de la arquidiócesis de Buenos Aires y hace quince años que está trabajando, ejerciendo su ministerio, en la diócesis de Añatuya, en la provincia de Santiago del Estero.

“Bendito el que viene en el nombre del Señor”, exclamó e invitó a la comunidad a iniciar una peregrinación, a peregrinar en este tiempo a los sagrarios de las parroquias y capillas, para que  en adoración a la presencia viva de Cristo en la Eucaristía, “recemos por el padre Juan Ignacio y por nuestra diócesis”.

También animó a disponerse a participar de “la fiesta de Iglesia” del 2 de marzo en la catedral local, donde monseñor Liébana será ordenado obispo e iniciará su ministerio pastoral en la diócesis.

“Nuestra Señora de la Merced nos acompaña en este caminar juntos, creciendo alegres en la fe y comprometiéndonos a luchar con un solo corazón por la causa del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo”, concluyó impartiendo la bendición.+