Miércoles 25 de mayo de 2022

Mons. Maletti ordenó un sacerdote para Merlo-Moreno

  • 29 de diciembre, 2021
  • Moreno (Buenos Aires) (AICA)
En una celebración presidida por el obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Carlos Maletti, el 18 de diciembre fue ordenado sacerdote el diácono Jorge David Moreno.
Doná a AICA.org

El 18 de diciembre el obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Carlos Maletti, ordenó sacerdote al diácono Jorge David Moreno en una misa que presidió en la catedral Nuestra Señora del Rosario.

Estuvieron presentes familiares de Jorge, oriundo de la ciudad bonaerense de Junín; conocidos de las diferentes comunidades donde fue realizando su camino, sacerdotes que lo acompañaran en la diócesis de Nueve de Julio, la arquidiócesis de Mercedes-Luján y en el Seminario San José, de Morón, como también compañeros seminaristas, y gran parte del clero diocesano y religioso de Merlo-Moreno.

En su homilía, monseñor Maletti se refirió al lema elegido por el nuevo sacerdote "Miren cómo nos amó el Padre". Al respecto, señaló que "ayuda a comprender que María y San José, colmados de gracia, como en esta solemne consagración sacerdotal, son gestos que indican la ternura, la cercanía amante y liberadora cuando se dice que sí al llamado, cargado de confianza, con nuestras debilidades y fortalezas, porque no hay nada imposible para Dios".

"Consideremos atentamente a qué ministerio la Iglesia lo llamó y hoy lo hace asumir a este hermano nuestro: La Iglesia lo elige para que ejerza públicamente y en su nombre el ministerio sacerdotal al servicio del pueblo de Dios, y esto a través de servir a la Palabra en la predicación, a través de la celebración de los sacramentos, especialmente la Eucaristía y la Reconciliación; a través de permanecer en la oración, sin desfallecer, y consagado para la salvación de los demás".

"Jorge, alegrate con María y San José, porque Dios ha visto tu pequeñez. Dios te ama, te hizo hijo de su Hijo por amor misericordioso, te ha llamado a ser santo, te ha ofrecido su amistad. Fuiste respondiendo a sus insinuaciones y te dejaste seducir con los más y los menos de tu camino y tu personalidad. Le respondiste y confiado le dijiste varias veces: 'En tu palabra echaré las redes'".

"Dios te formó en el seno de una familia creyente, muchos de ellos presentes entre nosotros. En instantes serás ordenado para la Iglesia de Cristo sacerdote, maestro y pastor, para que su cuerpo, que es la Iglesia, se edifique y crezca como pueblo de Dios y templo del Espíritu Santo".+