Jueves 26 de mayo de 2022

Mons. Lozano: "Vacaciones, amigos, familia y solidaridad"

  • 16 de enero, 2022
  • San Juan (AICA)
El arzobispo de San Juan de Cuyo destacó la tarea de familias, jóvenes, religiosos y sacerdotes misioneros que encarnan el pedido del Papa de ser "Iglesia en salida, pobre y para los pobres".
Doná a AICA.org

Monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), destacó que las vacaciones de verano son “un tiempo oportuno para fortalecer los lazos familiares y hacer varias cosas para las cuales durante el año nos cuesta encontrar los momentos propicios”.

“Es bueno proponerse aprovechar el espacio en cuestiones concretas: jugar en familia, visitar amigos o familiares que hace tiempo no vemos, salir a pasear juntos. También es bueno disponerse a leer un libro que nos enriquezca el alma”, puntualizó en su reflexión semanal.

“Es importante fomentar espacios de convivencia en los cuales haya momentos largos para el diálogo, compartir anhelos, proyectos, fracasos…

Son oportunidades para abrir el corazón y dar el tiempo a otros cercanos en el afecto”, agregó.

El arzobispo sanjuanino afirmó que conoció muchas familias que aprovechan las vacaciones para salir a misionar, realizar alguna tarea solidaria con los más pobres, a lo que definió como “una manera hermosa de acercarse a quienes esperan una palabra de aliento”. 

“Aprovechar el tiempo en el servicio a los demás es una manera de ganarlo”, sostuvo.

Monseñor Lozano quiso resaltar de modo particular a los grupos misioneros que durante el verano se multiplican por todo el país. 

“Entre sus miembros hay algunos adultos, familias, religiosos, sacerdotes, diáconos, pero en su mayoría son jóvenes. Ellos dedican parte de sus vacaciones (o todos los días que disponen) para ir al encuentro de otros, en general a lugares pobres. Encarnan el pedido de Francisco de ser ‘Iglesia en salida, pobre y para los pobres’”.

“Algunos se dedican a servicios solidarios de trabajo manual: construir o arreglar casas, pintar escuelas o centros de salud, reparar capillas o centros de catequesis”, indicó, y pidió: “En las vacaciones demos tiempo y vida a la familia, los amigos y la solidaridad”.+