Sábado 15 de mayo de 2021

Mons. Lozano: "Un protocolo para la felicidad"

  • 24 de noviembre, 2020
  • San Juan (AICA)
"Jesús nos ofrece un Reino de justicia, verdad y paz. Para que se haga carne debemos abrirle el corazón y dejar que Él impere en nuestra vida", afirmó el arzobispo de San Juan de Cuyo.
Doná a AICA.org

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, señaló que la palabra “protocolo” ha resonado mucho en este tiempo de pandemia, pero recordó que, hace muchos siglos, Jesús dejó uno para alcanzar la felicidad.

“Al releer la exhortación apostólica de Francisco sobre ‘el llamado a la santidad en el mundo actual’, la centralidad que para la vida cristiana tiene el Evangelio, destaca el capítulo 25 de San Mateo: ‘en este texto hallamos precisamente un protocolo sobre el que seremos juzgados’”.

El prelado recordó que este domingo es la solemnidad de Cristo Rey, y en la misa se proclama este Evangelio: “Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: ‘Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; estaba de paso y me alojaron; desnudo y me vistieron; enfermo y me visitaron; preso y me vinieron a ver’ ”

“Comentando este pasaje, decía San Juan Pablo II que ‘si verdaderamente hemos participado de la contemplación de Cristo tenemos que saberlo descubrir sobre todo en el rostro de aquellos con los que Él mismo ha querido identificarse’”.

El arzobispo sanjuanino sostuvo que “la contundencia de la Palabra nos desinstala y cuestiona; nos despierta de la conciencia aislada o anestesiada”.

“Cuando encuentro a una persona durmiendo a la intemperie en una noche fría, puedo sentir que ese bulto es un imprevisto que me interrumpe, un delincuente ocioso, un estorbo en mi camino, un aguijón molesto para mi conciencia, un problema que deben resolver los políticos, y quizá hasta una basura que ensucia el espacio público. O puedo reaccionar desde la fe y la caridad, y reconocer en él a un ser humano con mi misma dignidad, a una creatura infinitamente amada por el Padre, a una imagen de Dios, a un hermano redimido por Jesucristo”, subrayó con una cita del papa Francisco

“Por eso insiste Francisco en que ‘la fuerza del testimonio de los santos está en vivir las bienaventuranzas y el protocolo del juicio final”, agregó.

Por último, monseñor Lozano, reflexionó: “todos quisiéramos un mundo más justo y solidario, sin violencias ni guerras. Jesús nos ofrece un Reino de justicia, verdad y paz. Para que se haga carne debemos abrirle el corazón y dejar que Él impere en nuestra vida. No dejarnos guiar por el egoísmo, la avaricia, la conveniencia, el soborno”.+

» Texto completo de la reflexión