Martes 17 de mayo de 2022

Mons. Lozano: "Madre, una vocación con todas las letras"

  • 15 de octubre, 2017
  • San Juan
"La Argentina estamos celebrando hoy el día de la madre, una vocación con todas las letras", destacó el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, e invitó a ver a la Iglesia como madre, al considerar que "ella debe salir con ternura al encuentro de sus hijos". "Es muy importante ser Iglesia de puertas y corazones abiertos, comunidades capaces de brindar ternura, consuelo y aliento. Esa es nuestra vocación con todas las letras", puntualizó.
Doná a AICA.org
"La Argentina estamos celebrando hoy el día de la madre, una vocación con todas las letras", destacó el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano en su columna semanal.

"Todos nosotros hemos nacido de una mamá y, salvo algunas experiencias dolorosas que alguno pudo haber sufrido, el vínculo con la mamá es fundante de cariño y afecto. Desde la panza hay dos corazones que laten cada uno a su propio ritmo, pero muy cerquita uno del otro, a apenas unos pocos centímetros de distancia", describió.

"Una comunicación durante el embarazo que se manifiesta también en acariciar el vientre y la vida que alberga, hasta se puede ver el contorno de los pies del bebé que se dibujan en la piel materna", agregó.

El prelado recordó que el papa Francisco enseña que "el embarazo es una época difícil, pero también es un tiempo maravilloso. ?La madre acompaña a Dios para que se produzca el milagro de una nueva vida?. Qué mirada tan certera".

Asimismo, señaló que la madre es la que "consuela ante el dolor y los golpes que forman parte del crecimiento y la vida: caerse de la bicicleta, tropezar en la vereda, pincharse con una espina? Muchas incluso acompañan la iniciación en la fe enseñando las primeras oraciones, a hacer la señal de la cruz, a tirarle un besito a la imagen de la Virgen. ¡Qué importante es esta dedicación a la fe!".

El arzobispo sanjuanino pidió reconocer, aunque duela, que "muchos niños no son queridos y esperados con ternura y alegría. Circunstancias difíciles los muestran como una carga o un problema", por lo que propuso cuidar como familia y como sociedad a "los más frágiles y no trasladarles a ellos problemáticas de los adultos".

"Es importante no enredarse en reproches por lo que debió haberse hecho y acoger del mejor modo la vida nueva que irrumpe", reclamó.

Por último pidió: "No debemos olvidar que condiciones socioeconómicas de pobreza y exclusión provocan el sufrimiento de las familias y la angustia materna, robando a los más pequeños la infancia y ensombreciendo el futuro. Y miremos particularmente a niños y adolescentes que tienen negada la ternura de la mamá".

Monseñor Lozano invitó a ver a la Iglesia como madre y, al afirmar que "ella debe salir con ternura al encuentro de sus hijos", consideró que "es muy importante ser Iglesia de puertas y corazones abiertos, comunidades capaces de brindar ternura, consuelo y aliento".

"Esa es nuestra vocación con todas las letras. ¡Feliz día para todas las mamás!", exclamó.+

» Texto completo del edtorial