Miércoles 2 de diciembre de 2020

Mons. Lozano: Los pastores "debemos tener un corazón abierto a recibir a los jóvenes"

  • 23 de enero, 2017
  • San Juan
El arzobispo coadjutor de San Juan de Cuyo y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Eduardo Lozano, reflexionó esta semana sobre la carta que el papa Francisco envió a los jóvenes del mundo, pidiéndoles que "ocupen el centro de atención", en el marco de la preparación para el sínodo de obispos que se desarrollará en octubre de 2018.
Monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo coadjutor de San Juan de Cuyo y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, dedicó su reflexión semanal a compartir sus apreciaciones sobre la carta que, en el marco del sínodo de obispos por celebrarse en octubre de 2018, el papa Francisco le envió a los jóvenes del mundo.

Junto con la carta, en la que se dirigió con ternura a los jóvenes, expresando su intención de que "ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón", el Papa dio a conocer el documento preparatorio para el sínodo de los obispos que se celebrará en Roma en octubre de 2018 y tratará el tema "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

Al respecto, monseñor Lozano explicó que, durante el sínodo, cerca de 250 obispos de todo el mundo analizarán junto con el Santo Padre los aportes de cada país y definirán los caminos "para acercar a los jóvenes a una experiencia gozosa de la fe".

En coincidencia con la palabra de Francisco, monseñor Lozano sostuvo que "es verdad que Dios habla en el corazón", y advirtió que muchas veces no le prestamos atención "saturados por tantos espejismos y distracciones". Mencionó también la comodidad ante su Palabra que "desinstala".

El obispo señaló también el llamado "provocador" del Papa a los jóvenes, a construir una sociedad más justa y fraterna hasta las periferias del mundo; un llamado que "mueve a no quedarse atornillados en lo ya conocido, sino a abrirse a caminos nuevos".

En su carta, el Papa también propone a los jóvenes "emprender un itinerario de discernimiento para descubrir el proyecto de Dios en la propia vida", y les aseguró que "incluso cuando el camino se encuentre marcado por la precariedad y la caída, Dios, que es rico en misericordia, tenderá su mano para levantarlos".

Al respecto, el prelado indicó que "las palabras de Francisco están cargadas de ternura, pero no son para endulzar el oído, están también atravesadas por la exigencia del amor, que espera mucho de quien ama".

Monseñor Lozano destacó también -de la exhortación de Francisco a los jóvenes- a no tener miedo de escuchar al Espíritu: "No pierdan tiempo cuando la conciencia les pida arriesgar para seguir al Maestro. También la Iglesia desea ponerse a la escucha de la voz, de la sensibilidad, de la fe de cada uno; así como también de las dudas y las críticas. Hagan sentir a todos el grito de ustedes, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores". Esto, planteó el obispo, también es un desafío para la Iglesia y los pastores en particular: "Debemos tener un corazón abierto a escuchar y recibir las inquietudes y desafíos que los jóvenes nos planteen", afirmó.

Para finalizar, el prelado explicó que "a partir de ahora comienza un tiempo de diálogo y consultas, cuyos plazos y metodologías se establecerán por medio de cada Conferencia Episcopal en todo el mundo", e invitó a conocer la carta del Papa y el Documento Preparatorio del Sínodo en la página web del Vaticano.+

» Texto completo del editorial