Martes 30 de noviembre de 2021

Mons. Lozano cuenta cómo vivió la previa de la Asamblea Eclesial

  • 21 de noviembre, 2021
  • San Juan (AICA)
El arzobispo adelantó que el objetivo de esta experiencia original será "discernir juntos los desafíos pastorales que la Iglesia enfrenta hoy, y preguntarnos qué nos está pidiendo Dios como respuesta"
Doná a AICA.org

Monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), contó cómo vivió la previa de la Primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, que comienza este domingo en la ciudad de México.

El arzobispo argentino destacó que este acontecimiento eclesial es “una experiencia original y totalmente novedosa, posible gracias al camino sinodal de la Iglesia en el continente desde siglos atrás”.

“Estamos trabajando con un equipo de 40 personas distribuidas en diversas comisiones: metodología, secretaría, liturgia y espiritualidad, comunicación, tecnología, economía…Tenemos jornadas de reuniones y producciones tan hermosas como exigentes. La mayoría venimos trabajando desde el año pasado en este camino de diálogo y discernimiento”.

Monseñor Lozano indicó que participarán cerca de 1.000 asambleístas de modo virtual, a los que definió como “representantes de diversos países y vocaciones del Pueblo de Dios. Varones y mujeres de vocación laical, consagrados y consagradas, diáconos, sacerdotes, obispos”.

“De la Argentina son 99 los asambleístas designados. También hay referentes de organismos continentales de Cáritas, la vida religiosa, educación, migrantes… Todos unidos por un mismo bautismo y la común vocación a la santidad”.

“Nos mueve una expresión acuñada hace mil años: ‘lo que es común a todos debe ser tratado por todos’. Queremos discernir juntos los desafíos pastorales que la Iglesia enfrenta hoy, y preguntarnos qué nos está pidiendo Dios como respuesta en esta realidad, complicada aún más por la pandemia”.

Tras señalar que el lema que iluminará los trabajos será: “Todos somos discípulos misioneros en salida”, explicó que de ese modo se recoge “el eje de Aparecida de centrar nuestra identidad en la adhesión vital y amorosa a Jesucristo, siendo misioneros enviados por Él, y la insistente llamada de Francisco a ser Iglesia en salida”.

Monseñor Lozano subrayó que “en realidad, la Asamblea Eclesial ya comenzó el 24 de enero cuando el Papa realizó la convocatoria a transitar este camino. Hemos tenido un amplio Tiempo de Escucha hasta fines de agosto, y una fase de discernimiento de esos aportes. Ahora nos disponemos a desplegar esta nueva fase del 21 al 28 de noviembre”.

“A partir de allí recogeremos las propuestas de la Asamblea con vistas a elaborar esas orientaciones pastorales que buscamos”, indicó, y subrayó: “El horizonte que nos fijamos es 2031, en el que se cumplen cinco siglos de las apariciones de la Virgen de Guadalupe a San Juan Diego, y 2033 por los 2.000 años de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, su Ascensión al cielo y la efusión del Espíritu Santo”. 

“Se empalma con el camino sinodal convocado por el Papa ‘por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’”, añadió, y concluyó: “Hoy Cristo Rey. Santidad y gracia, justicia y paz, libertad y amor. ‘Mi Reino no es de este mundo’ que significa que su origen no es mundano o fundado en el poder y la opresión. No es de aquí. Él es enviado del Padre para redimirnos del pecado y de la muerte. Dejemos que reine en nuestra vida, las familias, la sociedad”.+