Miércoles 29 de junio de 2022

Mons. Lozano anima a escuchar y caminar juntos en el cuidado de la creación

  • 22 de mayo, 2022
  • San Juan (AICA)
El arzobispo de San Juan alentó a sumarse a las actividades por la Semana Laudato Si', recordando que el papa Francisco llama a "escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres'".
Doná a AICA.org

Monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo (Argentina) y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), destacó la importancia de la Semana Laudato Si’ que comienza este domingo para buscar sensibilizar acerca de las cuestiones del cuidado de la casa común y promover una conversión ecológica que ayude a “mejorar el vínculo con el ambiente, la justicia en la distribución de los bienes, la atención a los pobres”.

“Francisco nos impulsa al compromiso con un estilo de vida más sobrio y sostenible con la creación como don de Dios”, subrayó tomando en cuenta la encíclica Laudato si’

El arzobispo sanjuanino desgranó el lema “Escuchar y caminar juntos” que este año moviliza la Semana Laudato Si’, asegurando que “hace referencia a mirar el mundo desde la convocatoria sinodal”. 

“‘Escuchar’ es la actitud fundamental de este tiempo. El Papa nos llamó a ‘Escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres’” y agregó: “El clamor de la tierra se escucha y se ve en la crisis ambiental que padecemos: el calentamiento global, los desastres por la tala de árboles indiscriminada de bosques nativos, la sobreexplotación de las especies marinas, la contaminación del aire, la desertificación de los suelos”.

En tanto, el secretario general del Celam señaló que “el clamor de los pobres nos llega especialmente porque son ellos quienes no tienen acceso al agua potable o los suelos más fértiles. A su vez, van creciendo los desplazados ambientales”.

“Escucharlos no sólo en sus reclamos y demandas, sino también en su sabiduría y aportes en el buen vivir. Ellos tienen para enseñarnos desde su experiencia y espiritualidad”, profundizó.

Y continuó reflexionando sobre la parte del lema que llama a “caminar juntos”. “Podríamos decir a hacer historia, construir otros modelos económicos basados en la dignidad humana, la equidad y la justicia. Que el fin último no sea el lucro o la ganancia a toda costa. La avaricia y la acumulación nos lleva al desprecio de la obra creadora de Dios”.

“En este caminar juntos la espiritualidad ocupa un lugar preponderante. No son sólo cuestiones técnicas sino vinculadas a los estilos de vida y los horizontes de sentido”, y subrayó: “No es una cuestión exclusivamente religiosa”. 

“Debemos ser capaces de compartir estas inquietudes con otras instituciones, universidades, organizaciones sociales, comunidades de diversas religiones, para construir juntos un mundo más humano”, concluyó.+