Viernes 7 de agosto de 2020

Mons. García Cuerva animó a "no borrar" los ideales y las utopías

  • 23 de julio, 2020
  • Río Gallegos (Santa Cruz) (AICA)
El obispo de Río Gallegos alertó sobre la presbicia y la miopía del alma, que impide ver que pasa hoy y no deja tener sueños, e invitó a pedir al gran oculista, Jesucristo, que "nos cuide la mirada".

El obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva , presidió la misa desde el capilar del obispado que fue transmitido por redes sociales, en la que reflexionó sobre las tres parábolas del Evangelio y advirtió sobre el riesgo de sufrir dos enfermedades oftalmológicas, como la presbicia o la miopía, que a veces también afectan al alma.

“Creo que podemos también tener presbicia en el alma y entonces, si bien lo que tenemos no es la rigidez del cristalino, pero podemos tener rigidez en la mente y, entonces, somos durísimos a la hora de juzgar la realidad y nos creemos dueños de la verdad”, puntualizó.

“Podemos tener rigidez sobre cada uno de nosotros y, entonces, no nos valoramos, no nos queremos, nos autoflagelamos. Digo nos castigamos y no nos perdonamos nunca. O podemos también tener rigidez sobre los demás y entonces levantamos el dedito acusador y estamos todo el tiempo diciéndole a los demás cómo tenemos que vivir o estamos todo el tiempo marcando lo que los demás hacen mal”.

"Tenemos que animarnos a tratar de trascender el instante del día de hoy, tenemos que tratar de trascender esta mirada corta y mirar más allá", sugirió y aconsejó sobre la segunda enfermedad: la miopía.

“Quizá lo que tenemos es miopía en el alma y, entonces, lo que vemos borroso tiene que ver porque borramos sueños de vida, porque borramos los ideales que teníamos cuando éramos jóvenes, borramos la esperanza y nos hemos tenido como sin sueños, sin anhelos , sin ideales ”, precisó.

El obispo patagónico animó a no borrar ni los ideales ni las utopías, a las que consideramos "las fuerzas que llevan para adelante, que alimentan la esperanza y nos sostienen en la paciencia" y también a cuidar la mirada.

“Pidámosle al gran oculista, Jesucristo, que nos limpie la mirada, que nos limpie la mirada de esa presbicia que no nos deja ver las cosas lindas que pasan hoy; que nos limpie la mirada de esa miopía que no nos deja ver claro las cosas que están lejos y no nos deja tener sueños ”.

Monseñor García Cuerva hizo suya una expresión del papa Francisco, quien dijo en 2017 que "debemos ser cristianos soñadores que están muy comprometidos con la realidad. Es decir, con los sueños miramos bien hacia adelante, miramos el horizonte; pero con los pies en la realidad, nos.ocupamos bien del otro ". +