Sábado 20 de agosto de 2022

Mons. Frassia: Recuperar la identidad y la pertenencia

  • 21 de enero, 2020
  • Avellaneda (Buenos Aires) (AICA)
"Hoy el mundo quiere que uno sea libre, ¡pero es tan esclavo! Esclavo de lo que piensan los demás, de lo mediático, de lo que dicen y hacen los demás. Por eso es necesario recuperar la identidad y la pertenencia", dijo el obispo de Avellaneda-Lanús, Mons.Rubén Frassia, al reflexionar sobre el Evangelio donde Juan el Bautista exclama: 'Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo".
Doná a AICA.org

“Hoy el mundo quiere que uno sea libre, ¡pero es tan esclavo! Es esclavo de lo que piensan los demás, de lo mediático, del que dice cosas para que los otros se conformen, de lo que dicen y hacen los demás. Por eso es necesario recuperar la identidad y la pertenencia”, expresó el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, al reflexionar sobre el Evangelio donde Juan el Bautista exclama: ‘Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo”.



“En el Bautismo de Jesús, reconocido por el Padre en el Espíritu Santo, Juan da testimonio cuando dice ‘este es el enviado’, viene a cumplir una misión y la cumple, da la vida por nosotros, carga sobre sus espaldas el pecado del mundo pero nos da la Vida Nueva, la Vida de Resurrección, la Vida Eterna”, reflexionó monseñor Frassia.



Y agregó: “Todos tenemos una misión. Es muy triste ‘durar’; la vida no se dura, se vive. A veces cometemos la torpeza de entretenernos, de hacer mucho ruido, creer que el ruido llena y sin embargo el ruido, a veces, vacía. Allí uno no tiene sentido, se atonta, se enardece”.



“Por eso –prosiguió- Dios nos hace recuperar el sentido. Él quita el pecado del mundo y nos hace vivir en libertad. Una libertad que es interior. Hoy el mundo quiere que uno sea libre, ¡pero es tan esclavo! Es esclavo de lo que piensan los demás; es esclavo de lo mediático; es esclavo del que dice cosas para que los otros se conformen; es esclavo para decir y hacer lo que los demás hacen. ¿De qué libertad están hablando? ¿Esa es la libertad? ¿La pérdida de valores? ¿La pérdida de valor del amor? ¿La pérdida de la fidelidad? ¿Uno es más hombre cuando tiene más relaciones con mujeres, o a veces puede ser menos hombre?, porque es evidente que está faltando a su palabra. La identidad, la pertenencia, es importante volver a recuperarlas”.



“Que el Bautismo de Jesús nos dé fuerza para vivir con convicciones, para que seamos íntegros, para que podamos ser transparentes y libres”, concluyó.+