Miércoles 18 de mayo de 2022

Mons. Franzini: "Queremos que se afiance definitivamente la auténtica reconciliación"

  • 30 de mayo, 2016
  • Mendoza (AICA)
"Queremos que el pan de la convivencia justa y fraterna no falte en la mesa de nadie. Queremos que el pan de la tierra, el techo y el trabajo sean una realidad para todos en nuestra Patria. Queremos que el pan del diálogo y el encuentro alimente nuestra vida familiar y social. Queremos, finalmente, que en este Bicentenario se afiance definitivamente la auténtica reconciliación de todos los argentinos", destacó el arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, al presidir este sábado la misa y procesión del Corpus Christi en la basílica de San Francisco.
Doná a AICA.org
"Caminar por las calles de la ciudad manifestando nuestra fe eucarística nos estimula y compromete a convertirnos en auténticos ?adoradores?, es decir, hombres y mujeres que han puesto a Dios en el centro de sus vidas y sólo a Él están dispuestos a adorar. Pero también nuestra peregrinación nos urge a ser auténticos servidores de la reconciliación fraterna, más que nunca en tiempos de singular crispación social y desencuentro como los que vivimos", destacó el arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, al presidir este sábado la misa y procesión del Corpus Christi en la basílica de San Francisco.

El prelado aseguró que "éste es el significado más profundo de nuestro próximo Congreso Eucarístico Nacional, que se celebrará en Tucumán en el próximo mes de junio, como un aporte de la Iglesia a las celebraciones del Bicentenario de la Independencia en este año que estamos transitando".

"La fe católica ha marcado desde los inicios nuestra vida como Nación y la celebración del Bicentenario es una providencial oportunidad para hacer memoria agradecida de esa presencia y de humilde reconocimiento de cuánto nos falta todavía en el camino de fidelidad a la fe recibida, que se plasme en un estilo de convivencia caracterizado por una auténtica amistad social", subrayó citando la carta pastoral de Cuaresma que escribió junto con el obispo auxiliar de Mendoza, monseñor Dante Gustavo Braida.

Tras sintetizar el mensaje de los obispos por el Bicentenario, afirmó que "como a los discípulos hace dos mil años, también hoy el Señor nos dice ?denles de comer ustedes mismos? y multiplica de manera admirable nuestras pocas fuerzas como hizo con aquellos primeros cinco panes y dos pescados".

Monseñor Franzini sostuvo que el objetivo es que "el Pan de la Palabra y de la Eucaristía llegue a todos, sobre todo a quienes aún no se han encontrado con el Señor. Que el pan de la convivencia justa y fraterna no falte en la mesa de nadie. Que el pan de la tierra, el techo y el trabajo sean una realidad para todos en nuestra Patria. Que el pan del diálogo y el encuentro alimente nuestra vida familiar y social".

"Queremos, finalmente, que en este Bicentenario se afiance definitivamente la auténtica reconciliación de todos los argentinos, para que podamos hacer realidad la Nación justa, solidaria e independiente que soñaron nuestros mayores y en cuya construcción cada uno de nosotros, hombres y mujeres de fe, habremos de poner nuestro mejor empeño. Por eso, una vez más, decimos confiados: ¡Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos!", concluyó.+

Texto completo de la homilía