Miércoles 29 de mayo de 2024

Mons. Fernández: "Cristo es luz para iluminar la totalidad de nuestras vidas"

  • 3 de febrero, 2023
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de La Plata celebró la misa por la fiesta de la Presentación de Jesús en el templo, y recordó que Cristo es "nuestra luz" para iluminar cada dimensión de "nuestra existencia".
Doná a AICA.org

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, celebró ayer, jueves 2 de febrero, en la parroquia San Roque González, la misa por la fiesta de la Presentación de Jesús en el templo.

Prestando atención a los detalles del Evangelio, monseñor Fernández mostró que en esta fiesta, conocida también como "de la Candelaria”, "María ofreció al Niño con dos pichones de paloma, detalle importante, porque era la ofrenda de los más pobres; y así María representa a los más abandonados de la tierra y nos representa también a nosotros cuando nos sentimos pequeños, pobres, débiles, sin un poder humano donde apoyarnos". “Por eso ella podía cantar con todas sus fuerzas: ‘Mi alma canta la grandeza del Señor’, agregó. 

Luego, Mons. Fernández mostró que "esa Madre sencilla llevaba en brazos al mayor tesoro que podía desear esta tierra: el Mesías. Así lo reconocieron las personas santas y sabias que en ese momento estaban en el templo: este niño es el Mesías que tanto esperábamos. Y entonces brota la alegría de la fiesta".

El arzobispo manifestó, además, que en las palabras del sabio Simeón se destaca una frase que da sentido a la fiesta de hoy, porque afirma que ese Niño es "luz para iluminar a las naciones". “Es decir, Cristo es luz para iluminar a todos, no sólo a algunos. Y también es luz para iluminar la totalidad de nuestras vidas, de manera que no haya ninguna dimensión de nuestra existencia que se quede a oscuras, sin sentido, sin color, sin esperanza", manifestó.

Finalmente, invitó a tomar las velas bendecidas que se llevan a cada hogar, como un permanente recordatorio de que “Cristo es nuestra luz, y para encenderlas en cualquier momento de oscuridad invocando la claridad de su amor”.+