Lunes 25 de octubre de 2021

Mons. Fernández: Centrar la catequesis en el anuncio del kerygma

  • 22 de agosto, 2021
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
Al celebrar el Día del Catequista en la fiesta de San Pío X, el arzobispo de La Plata presidió la eucaristía en la catedral platense, acompañado por el director de la Junta Catequística Arquidiocesana
Doná a AICA.org

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández presidió la misa por el Día del Catequista en la catedral platense, y alentó a los catecúmenos a vivir el su ministerio “centrado en la profundización cada vez mayor de las grandes experiencias del Evangelio”.

En su homilía, monseñor Fernández mencionó que “la catequesis es la fiesta del crecimiento en la fe. Pero en ese crecimiento lo fundamental no es la acumulación de datos e información doctrinal, sino la profundización cada vez mayor de las experiencias centrales del Evangelio, que son el encuentro con Cristo vivo, lleno de amor, y la vida fraterna que cumple el mandamiento del amor”.

En ese sentido, resaltó que “por eso es tan importante renovar toda la catequesis para centrarla en el repetido anuncio del kerygma, capaz de provocar la experiencia fundamental de sabernos amados por el Padre, salvados por Cristo, y unidos al Señor resucitado”.

Sin embargo, dijo que “no hay auténtico encuentro con Cristo que pueda sostenerse si no se manifiesta también en la fraternidad”. De hecho, “en este momento histórico, la catequesis está llamada a acoger la propuesta de la encíclica Fratelli tutti, en orden a lograr que los catequizandos adquieran una honda consciencia de la inmensa dignidad de cada persona humana y del llamado a un amor universal que sea capaz de incorporar a todos”.

Finalmente, monseñor Fernández oró para que “el Señor bendiga hoy a todos los catequistas, para que ellos mismos puedan renovar estas experiencias vitales y así sean capaces de provocarlas en los demás”.

Por su parte, el director de la Junta Catequística Arquidiocesana de La Plata, presbítero Gerardo Gallo, se refirió a las experiencias compartidas en el encuentro realizado en la mañana del sábado, a través de la plataforma Zoom.

Durante la jornada, predicada por el presbítero Alejandro Puíggari, Gallo mencionó que se reflexionó “a la luz de la institución del ministerio laical del catequista, algunos rasgos de la identidad del catequista en los desafíos que tiene hoy la Iglesia, marcando sobre todo que nadie es catequista solo, sino siempre en una comunidad, que es muy importante aprender a trabajar en equipo; y que el catequista también tiene que aprender no solo a preparar un sacramento sino a iniciar en el discipulado y que se necesita una renovación del corazón y de la catequesis frente a los nuevos escenarios”.

“Lo importante es que el catequista tenga presencia y que sea presencia habitada del misterio de Dios, sobre todo frente a tanta soledad que vive hoy la gente, y aprender a soñar juntos en un camino sinodal, que es también como la catequesis tiene que desarrollarse en este momento”, comentó Gallo.+