Viernes 2 de diciembre de 2022

Mons. Eguía Seguí: "Es prioritario que las misas comiencen a celebrarse"

  • 25 de agosto, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
Mons. Eguía Seguí manifestó que la Iglesia espera que se aprueben los protocolos para el pronto regreso de las celebraciones eucarísticas con fieles en el territorio arquidiocesano.
Doná a AICA.org

Monseñor Enrique Eguía Seguí, obispo auxiliar y provicario general de Buenos Aires, manifestó que la Iglesia espera que se aprueben los protocolos para el regreso de las celebraciones eucarísticas con fieles en el territorio arquidiocesano.

El prelado, que participó junto con líderes de otros credos en un encuentro con el jefe de gobierno porteño, explicó que “hay dificultades para la aprobación de las celebraciones de las misas, pero ya estamos en un tiempo que es prioritario que estas se realicen”.

“En esa reunión se habló de que esto sería posible en la primera quincena de septiembre y el número más auspicioso es el 25% de la capacidad del lugar, pero sin que exceda 40 fieles aproximadamente”, precisó en declaraciones a Radio Grote, la emisora de la Federación de Círculos Católicos de Obreros (FCCO).

Monseñor Eguía Seguí afirmó que las autoridades porteñas entienden la necesidad de un retorno gradual de las celebraciones religiosas por el enorme significado que tienen, más aún en estos momentos difíciles.

“La puesta en marcha de las actividades en la Ciudad por parte del Gobierno, incluye en su tercera fase el ejercicio de la práctica religiosa para las personas de fe, entendiendo que esto ayuda a la salud psíquica, mental y espiritual de los fieles”, subrayó.

“Desde fines del mes de marzo y en reuniones sucesivas y periódicas, hemos ido avanzando con el ideal de recuperar el culto público y comunitario a pleno. Nosotros veníamos insistiendo en que las próximas etapas debían incluir algunas celebraciones con los ministros y con fieles en grupos pequeños”, agregó.

El obispo auxiliar insistió en destacar que la Iglesia siempre actuó con mucha responsabilidad y libertad, respetando las disposiciones para preservar la vida por sobre todas las cosas.

“Siempre quisimos privilegiar la salud de las personas, por tal motivo hay que entender que fue necesario el cumplimiento de medidas de prevención respondiendo a las exigencias del aislamiento social”, sostuvo.

En relación con el enojo de algunos de los fieles que, por falta de información, consideran que no se hizo lo suficiente para volver a celebrar la misa comunitariamente, respondió: “La gente reacciona porque duele en el corazón ante la falta de la Eucaristía presencial. Recuperar el culto comunitario implicará cumplir normas y protocolos como la distancia de los fieles en los bancos, no pasarse cancioneros ni papeles, la limosna se hará en un lugar fijo sin pasar ningún tipo de limosnero o bolsa, etc.”

“Es una oportunidad para descubrir que la fe se despliega en una triple dimensión: el ejercicio de la caridad, el anuncio del Evangelio y la celebración del culto. Así lo enseñó Benedicto XVI en la encíclica ‘Dios es amor’. Cuando una de ellas no puede vivirse plenamente, están las otras que ayudan a identificarse con Cristo en el amor a los hermanos”, recordó.

Informes: http://www.fcco.org.ar/radio-grote/