Martes 19 de octubre de 2021

Mons. Dus pidió que Dios fortalezca el servicio y la vocación de los catequistas

  • 21 de agosto, 2020
  • Resistencia (Chaco) (AICA)
Monseñor Ramón Dus, arzobispo de Resistencia y presidente de la Comisión Episcopal para la Catequesis y la Animación de Pastoral Bíblica, compartió su saludo por el Día del Catequista.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Resistencia y presidente de la Comisión Episcopal para la Catequesis y la Animación de Pastoral Bíblica, monseñor Ramón Dus, compartió un mensaje para los catequistas en su día.

"Quería hacerme presente de un modo especial para saludarlos en este Día del Catequista, y pedirle al Señor que nos fortalezca en este servicio y en la vocación de animar nuestras comunidades, de posibilitar la presencia y el encuentro con Jesús, de acompañar a nuestras familias, de vivir y alentar a la esperanza en la gracia y en el amor del Señor que nos abren siempre puertas de consuelo, puertas de alegría, puertas de solidaridad, sobre todo en este tiempo especial que estamos viviendo", expresó.

Pidió al Señor "que nos derrame ese espíritu que nos invocaba y nos animaba el papa Francisco cuando nos escribió la carta en el año 2017, que decía: El catequista camina desde y con Cristo, no es una persona que parte de sus propias ideas y gustos, sino que se deja mirar por Él, por esa mirada que hace arder el corazón. Cuanto más toma Jesús el centro de su vida, tanto más lo hace salir de sí mismo. Es Jesús quien nos descentra y nos hace ser próximos a nosotros . Este dinamismo del amor es como el movimiento del corazón: sístole y diástole, se concentra para encontrarse con el Señor, e inmediatamente se abre, saliendo de sí por amor, para dar testimonio de Jesús y hablar de Jesús, y predicar a Jesús", destacó.

"Este es el testimonio que hacen nuestros catequistas. Por eso, agradecidos, bendecimos su persona, bendecimos su labor y su trabajo, su constancia y su creatividad para que la Palabra del Señor y la vida de Cristo alimente los corazones de los jóvenes, de nuestros niños, de nuestra familia", concluyó, deseando "que el Señor los bendiga especialmente".+