Jueves 3 de diciembre de 2020

Mons. Colombo explicó por qué la Iglesia interviene en el quehacer social

  • 8 de septiembre, 2020
  • Mendoza (AICA)
"No lo hace desde el lugar de una superioridad moral sino, sobre todo, queriendo cumplir con esta función de centinela: alertar, hacer ver que algo puede acontecer", puntualizó el arzobispo de Mendoza

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, reflexionó sobre la profecía de Ezequiel que introduce en la consideración del centinela que tiene por tarea cuidar la defensa de su pueblo y avisar en el caso de peligro, y la relacionó con el dicho popular: “Quien avisa no traiciona”.

“Para nosotros es muy importante estar atentos, como creyentes, a animar siempre la verdad, a iluminar las problemáticas de nuestro pueblo”, recordó en su homilía dominical.

“Los que tenemos responsabilidades sociales, los que estamos al frente de distintas entidades, tenemos también que ser personas atentas a los signos de los tiempos y poder comunicarlo a quienes están en relación con nosotros, para ayudarlos y sostenerlos ante cualquier posibilidad de peligro”, sostuvo, y reconoció: “Es verdad, no tenemos todo el conocimiento, pero sabemos que si algo se ve, hay que anunciarlo, hay que avisar”.

El prelado mendocino destacó que la función del centinela es “importante”, dado que “es precisamente la de alertar y animar la mirada para aguzar la vista en el caso del peligro y poderse preservar de cualquier mal grave”.

Campaña Donación AICA

“La sociedad, la vida social, está llena de estos signos y cuando la Iglesia expresa algunos peligros, algunos desvíos, algunas situaciones difíciles en la ética pública o en el trato que nos dispensamos entre los ciudadanos, no lo hace desde el lugar de una superioridad moral sino, sobre todo, queriendo cumplir con esta función profética de centinela: alertar, hacer ver que algo puede acontecer”, precisó.

Monseñor Colombo también reflexionó sobre la pedagogía de la reconciliación a través de la corrección fraterna, y detalló algunas preocupaciones de la Iglesia presta especial atención durante septiembre, entre ellas los jóvenes, los migrantes y la centralidad de la Palabra de Dios.+