Domingo 17 de octubre de 2021

Mons. Colombo: El encuentro con el Señor, nuestro proyecto

  • 24 de agosto, 2021
  • Mendoza (AICA)
"Ante los desafíos de la fe, estar con Jesús, seguir a Jesús, nos da la seguridad de estar plenamente unidos a la vida y de tener un proyecto hondo en el corazón", recordó el arzobispo de Mendoza.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, presidió la misa dominical en la parroquia Divino Maestro en el Barrio UJEMVI, del departamento mendocino de Las Heras, donde reflexionó sobre la pregunta de Jesús a sus discípulos: “¿Ustedes también me van a dejar?” y la respuesta de Pedro con esa pequeña profesión de fe: “A dónde iremos Tú solo Señor tienes la palabra eterna”.

“Ante los desafíos de la fe, estar con Jesús, seguir a Jesús, nos da la seguridad de estar plenamente unidos a la vida y de tener, de verdad, un proyecto hondo en el corazón, en el encuentro con el Señor. Esas palabras de vida eterna que calman las ansiedades de los hombres, sólo nos la puede decir el Divino Maestro, el Señor Jesús”, destacó.

El arzobispo mendocino aseguró que “la profesión de Pedro nos representa a todos y en él nos sentimos involucrados y comprometidos a seguir caminando con el Dios que es pan de vida por amor a los hombres”.

“Habrá catequistas que también se sientan interpelados por la pregunta de Jesús, catequistas de ayer, de hoy y de cada momento de nuestra comunidad arquidiocesana”, estimó.

Monseñor Colombo definió al catequista como un testigo, un servidor y un misionero, al advertir: “No puede quedarse en los estrechos límites de su misión, o de su capilla, o de su grupo, se siente siempre exigido a salir, a buscar el encuentro con todos”.

“Por eso -destacó- como misionero el catequista es un hombre de encuentro, es un hombre de Iglesia en salida, es un hombre que busca transmitir la alegría del Evangelio”.

“Unámonos a Dios y a ellos en un encuentro de amor fervoroso, para que esta misión dé siempre mucho fruto y que todos los hombres y mujeres se sientan invitados seguir los pasos del Dios de la vida”, concluyó.+