Viernes 3 de febrero de 2023

Mons. Colombo, a los diáconos permanentes: "Permanezcan en el amor"

  • 31 de octubre, 2022
  • Mendoza (AICA)
Es el pedido que les hizo el arzobispo de Mendoza a los seis nuevos diáconos permanentes ordenados en la parroquia San Isidro Labrador, del departamento mendocino de Rivadavia.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, ordenó diáconos permanentes a los acólitos Leontes Amaya, José Humberto Castro, Daniel Jofré, Ceferino Parisi, Rolando Schmid y Fernando Spinello, en el marco de una misa que presidió el 29 de octubre en la parroquia San Isidro Labrador, del departamento mendocino de Rivadavia.

“Ustedes también vienen aquí urgidos por el amor de Cristo, escogidos en sus comunidades por sus dones personales, confirmados por la autoridad pastoral que el Señor me ha conferido auxiliado por sus formadores que los han conocido en estos años”, destacó en la homilía.

El arzobispo mendocino les recordó que “evangelizar y animar la caridad será forma y contenido de cuanto celebren en nombre de la Iglesia a quien adelante representarán como ministros sagrados”. 

Asimismo, los invito a “ser herederos del ministerio de los primeros diáconos, fundamentalmente del espíritu que los animó a abrir nuestras comunidades a todos los hermanos, y también a sentirse compañeros de viaje de todos los hombres, sin dolorosas e injustas preferencias que desanimen a quienes puedan recibir y conocer a través de ustedes, la llamada de Cristo”.

“El Evangelio nos presenta el testamento de Jesús a sus discípulos. En el contexto de la Última Cena, el Señor les lega palabras de aliento y los exhorta a permanecer en el amor. Les enseña que son amigos muy queridos, llamados por Él, a quien les confió los secretos del Padre. Portadores de esa vida nueva, los discípulos serán multiplicadores del don de la amistad verdadera, esa que une corazones y proyectos en el amor”, subrayó.

“Todo cristiano, discípulo del Señor, es invitado a permanecer en el amor, una fidelidad que exige un corazón que lucha para responder creativa y responsablemente, sin automatismos ni indiferencias. Pensaba que ustedes traen su propia experiencia de ‘permanencia en el amor’, al crecer en su vida matrimonial y familiar de estos años, más allá de los momentos duros y difíciles que tantas veces nos afectan y condicionan”, agregó. 

Monseñor Colombo invitó a los nuevos diáconos a que “permanezcan en el amor, fortaleciendo su vida familiar y comunitaria, con un diálogo atento y servicial a quienes viven con ustedes. Permanezcan en el amor, animando la comunión en sus comunidades parroquiales y en sus servicios diocesanos. Que esa comunión exprese la hondura del vínculo que nos une al Señor y entre nosotros, y no tema las divergencias, los disensos y los conflictos, sino que los asuma y transfigure, permanentemente, según Cristo”. 

“Quiero agradecerles este sí de hoy, un sí a Dios y a su Iglesia, un sí a la invitación del Señor a ser signos de su amor servicial y fiel. Dios bendiga a sus familias y comunidades por la generosidad de compartirlos con toda la Iglesia, ensanchando corazones e historias en el seguimiento de Jesús, el testigo fiel. Que la Virgen del Rosario los acompañe siempre y sea para ustedes consuelo y aliento para sus pasos”, concluyó.+