Martes 26 de octubre de 2021

Mons. Carrara: "Es urgente que la dirigencia se inspire en el buen samaritano"

  • 23 de septiembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Lo reclamó al presidir la Misa en Solidaridad con los Excluidos y las Víctimas de Trata en Plaza Constitución, donde también exhortó a que los más pequeños y frágiles sean la prioridad.
Doná a AICA.org

Monseñor Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires y asesor de la Pastoral en las Villas, consideró urgente que la dirigencia se inspire en el buen samaritano, al presidir la misa en solidaridad con los excluidos y las víctimas de tráfico y trata de personas, que hace 14 años el hoy papa Francisco celebró por primera vez.

La misa junto a la Carpa Solidaria y Misionera, instalada en Plaza Constitución, fue concelebrada por el obispo emérito de Río Gallegos, monseñor Juan Carlos Romanín y los sacerdotes Lorenzo De Vedia, Juan Corso, Sebastián García, Gonzalo Lepouros, Raúl Varela, Fernando Osti y Jorge Mella.

“Nos encontramos aquí para rezar por aquellos que están descartados y excluidos, y sufren. Muchas veces el acostumbrarnos a esas situaciones de profundo dolor hace que perdamos la capacidad de asombrarnos, de llorar, y de naturalizar así la exclusión y el descarte”, advirtió monseñor Carrara.

“Estamos rezando en esta plaza pública, en este cruce de caminos, para no olvidar que en nuestro mundo de hoy, en nuestra patria y en esta ciudad, hay descartados, hay excluidos, y hay trata de personas”, agregó.

El prelado afirmó que “la justicia y la solidaridad no son para siempre, han de ser conquistadas cada día” y denunció: “Alguno que camina distraído por esta ciudad podría pensar que no hay trata de personas, que no hay esclavitudes; pero estamos aquí para rezar y para recordar”.

“También para decir públicamente que siguen existiendo y que la pandemia, ciertamente, ha agudizado la pandemia de la exclusión y de la trata de las personas y adquiere nuevas formas”, aseveró y alertó: “Los tratantes de personas usan nuevas tecnologías para seducir, para engañar y para traficar con personas, por eso como sociedad tenemos que abrir los ojos, no ser indiferentes y estar atentos”.

“Tenemos que pasar de una economía de la trata a una economía del cuidado de las personas, especialmente de los más pequeños y frágiles”, ratificó citando al papa Francisco.

Tras considerar que la parábola del buen samaritano “continúa muy vigente y es divisora de agua”, recordó que en Fratelli tutti Francisco subraya que “exclusión o inclusión definen los proyectos políticos, económicos y sociales y también religiosos”.

“Estamos enfrentados cada día ante la opción de ser buenos samaritanos o viajantes indiferentes, que pasan de largo”, sostuvo y añadió: “Para hablar de nuestros derechos no tenemos que dejar de ampliar la mirada y abrir el oído ante el clamor de los esclavos y de los excluidos. Y ahí está la opción”.

“Hoy tenemos la urgencia de que la clase dirigente y política se inspire en la parábola del buen samaritano y se debatan las prioridades de los últimos, entre ellos los excluidos, descartados, los que son sometidos al tráfico de personas, los que son víctimas de la trata”.

Monseñor Carrara enfatizó que “es necesario solucionar los problemas de la gente concreta y de la gente que más sufre en nuestra patria y en nuestra ciudad”.

“Vemos necesarios votar leyes, y tener los presupuestos adecuados para que cuando una víctima de trata o de algún tipo de descarte, es ayudada, pueda tener acceso a un trabajo, a una vivienda y a profesionales que los puedan acompañar, cuidar y ayudar a que se pongan de pie”, propuso.

“Queremos seguir esta parábola del buen sanmaritano. No nos acostumbremos al dolor de los hermanos, que no pase de moda el hablar y el trabajar por los más pequeños y frágiles, porque son muchos, muchísimos en nuestra patria y tienen que ser prioridad”, concluyó.

La misa en solidaridad con las víctimas de la trata de personas lleva por lema “Por una sociedad sin esclavos ni excluidos” y es convocada por las parroquias del decanato Boca-Barracas-Constitución, el Equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia, las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor - Puerta Abierta Recreando, la Red Kawsay, el Departamento de Migraciones del arzobispado de Buenos Aires, el Hogar de Cristo, la Fundación La Alameda, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), el Equipo No a la Trata (Comisión Nacional de Justicia y Paz) y la Comisión Episcopal de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes.+