Viernes 22 de septiembre de 2023

Mons. Canecin llamó a comprometerse a preservar la tierra y la vida

  • 31 de agosto, 2017
  • Goya (Corrientes) (AICA)
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecin, invitó a unirse a la Oración Mundial por el Cuidado de la Creación que se celebrará mañana, viernes 1º de septiembre. El prelado afirmó que es una ocasión para "agradecer a Dios, ese hermoso regalo que el Señor nos hizo, como don y sustento", para pedir "perdón" por los perjuicios y también para comprometerse a "preservar la tierra y la vida".
Doná a AICA.org
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecin, animó a la feligresía diocesana a unirse a la Oración Mundial por el Cuidado de la Creación que se celebrará mañana, viernes 1º de septiembre, e invitó a participar de la misa que presidirá a las 19.30 en la catedral Nuestra Señora del Rosario.

"La Palabra de Dios nos habla de la creación que es una obra de Dios, por lo tanto es muy buena", sostuvo, y agregó que "Dios dejó la naturaleza y la creación en manos del hombre" para que "el ser humano pueda ser administrador y custodio".

Asimismo, lamentó seguidamente que "por mil circunstancias, fuimos destruyendo nuestra casa común es decir nuestra casa grande".

En ese sentido, el prelado recordó que desde 2015 el papa Francisco exhorta a compartir un momento intenso de oración, para reflexionar y adherir a "la vocación de custodios de la creación".

El obispo enfatizó que "todos los seres humanos estamos invitados al cuidado de la creación" porque "vivimos en esta casa común, que es el planeta tierra y cuidar el universo entero" por eso llamó en primer lugar, a "dar gracias a Dios" por la "belleza de la creación que Dios nos ha regalado".

En segundo lugar, pidió "asombrarnos por la belleza de la creación" y que desde ahí "brote un pedido de perdón a Dios y a la creación misma, por el deterioro que hemos ido generando, a lo largo de los tiempos", y que va produciendo "este recalentamiento global, los hielos continentales que se derriten y, tantas calamidades que brotan como consecuencia".

Cuidar la Casa Común
Monseñor Canecin destacó "el hermoso regalo que nos hizo el papa Francisco" refiriéndose el documento Laudato si? e instó a que en esta Jornada de Oración Mundial por el Cuidado de la Creación "es una oportunidad muy linda para re leer este documento y que desde allí broten las actitudes de co-responsabilidad en el cuidado de nuestra casa común".

El obispo goyano expresó su deseo de que se "desencadenen y provoque actitudes concretas "en el cuidado de la creación e instó a "cuidar principalmente el medio ambiente y el agua" y "toda la creación como tal" porque, sostuvo, "Dios nos regaló para que nosotros administremos y seamos sus custodios".

"Quiera Dios, que a lo largo y a lo ancho de nuestra diócesis de Goya y en el mundo entero, este 1º de septiembre no pase desapercibido sino que la oración por el cuidado de la creación genere en nosotros esta actitud", expresó.

El prelado recordó el mensaje escrito por Francisco con el título "Usemos misericordia con nuestra casa común" porque "los Cristianos y los no cristianos, las personas de fe y de buena voluntad, hemos de estar unidos en el demostrar misericordia con nuestra casa común ―la tierra― y valorizar plenamente el mundo en el cual vivimos como lugar del compartir y de comunión".

"La tierra grita", advirtió, e indicó que el Papa señala que "la estamos convirtiendo en una superficie contaminada de ?escombros, desiertos y suciedad?. No podemos rendirnos o ser indiferentes a la pérdida de la biodiversidad y a la destrucción de los ecosistemas, a menudo provocados por nuestros comportamientos irresponsables y egoístas".

Un llamado a cambiar de ruta
Monseñor Canecin hizo un llamado a "cambiar de ruta", que significa "respetar escrupulosamente el mandamiento originario de preservar la creación de todo mal, ya sea por nuestro bien o por el bien de los demás seres humanos", y consideró que "una pregunta puede ayudarnos a no perder de vista el objetivo: "¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?".

Asimismo, alentó a no perder la esperanza: "El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado" porque "se ha unido definitivamente a nuestra tierra, y su amor siempre nos lleva a encontrar nuevos caminos".+