Jueves 19 de mayo de 2022

Mons. Buenanueva en la misa por Emiliano Sala: "Nos duele su partida"

  • 18 de febrero, 2019
  • San Francisco (Córdoba)
"Bienaventurado por tu vida, por tu recuerdo y por tu ejemplo. Nos duele tu partida. Nos cuesta comprender tantos porqués que se multiplican en el corazón", expresó el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, al presidir una misa por Emiliano Sala en el barrio El Prado, donde el futbolista fallecido en una tragedia aérea realizó su formación deportiva y estudió en dos colegios católicos.
Doná a AICA.org
El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, presidió este domingo una misa por el descanso eterno de Emiliano Sala, el futbolista argentino que perdió la vida al caer la avioneta en las aguas del Canal de la Mancha mientras viajaba entre Nantes (Francia) y Cardiff (Gran Bretaña).

La celebración eucarística fue en la iglesia Divino Niño, en el barrio El Prado, de esta ciudad cordobesa donde Sala vivió desde los 15 años.

[img]http://www.aica.org/subidas/5228.jpg[/img]

Participaron del oficio religioso alumnos y directivos de la escuela Proyecto Crecer y del Colegio Fasta Jesús de la Misericordia, donde el futbolista realizó su formación deportiva y sus estudios secundarios.

"Querido Emiliano, bienaventurado por tu vida, por tu recuerdo y por tu ejemplo. Nos duele tu partida. Nos cuesta comprender tantos porqués que se multiplican en el corazón", expresó el prelado.

Monseñor Buenanueva invitó a los presentes a quedarse "en silencio delante de Dios" y afirmó: "A sus manos te confiamos, como también el dolor de tus padres, hermanos, amigos y conocidos".

"Escuchando a quienes te han conocido, aquí en ?Proyecto Crecer?, en la escuela ?Jesús de la misericordia?, antiguos compañeros, maestros y amigos; pero también escuchando el testimonio de quienes te han seguido en estos últimos años, nos ha sorprendido la unanimidad de sus miradas: hemos perdido a un tipazo, un chico bueno, respetuoso y que no se subió al pedestal", destacó.

El obispo valoró que muchos dijeran de Sala: "Como lo conocimos acá, así siguió siendo también cuando lo alcanzó el éxito profesional".

"No podemos dejar de agradecer a tu familia -que hoy te llora- porque esa buena semilla la sembraron ellos", aseguró.



El prelado reveló que "en estos días, a través de las redes, he recibido algunos mensajes de personas de Nantes que, enterados de esta misa por Emiliano, me han pedido que les transmita que están unidos a nuestra oración. Uno de ellos decía: ?Los bretones tenemos el mismo corazón y fidelidad a los amigos?".
Asimismo, se manifestó conmovido por las lágrimas del director técnico del Nantes, Vahid Halilhod?ic.

"Según hemos sabido, confió en vos cuando parecía que las expectativas depositadas sobre tu rendimiento no se iban a cumplir. Esa confianza de quien seguramente vio en vos lo que realmente eras y lo que llevabas dentro, seguramente te permitió arrancar y convertirte en goleador", estimó.

Monseñor Buenanueva sostuvo que "duele" la partida de Sala, como también duelen "las muertes de demasiados niños y jóvenes, especialmente si violentas, absurdas o fruto de la corrupción humana".

Y llamó a no perder la confianza: "No nos dejemos ganar por el desaliento o la desilusión. Dios está siempre con los que pierden. Dios quiere que nuestro mundo cambie. Y por eso nos envió a su Hijo, que entregó la vida", recordó.

Dirigiéndose a los "queridos amigos de Crecer y del Jesús de la misericordia", el prelado manifestó: "Estamos orgullosos del camino que transitan en nuestra comunidad sanfrancisqueña. Compartimos su dolor y queremos alentarlos a seguir caminando. ¡Bienaventurados ustedes que creen y confían en los jóvenes!"

"Los que consagran sus mejores energías para ayudarlos a desarrollarse como hombres y mujeres de bien, sea que triunfen como profesionales en el campo que sea, pero que, por encima de todo, lleguen al triunfo que más importa: el de la vida, aquel cuya corona y medallas es la propia humanidad lograda, la que nos permite decir: ?Conocimos a un hombre bueno, noble y cabal; su paso por nuestras vidas nos ha ayudado a ser mejores personas?", concluyó.+