Jueves 29 de septiembre de 2022

Mons. Bokalic en el día del maestro: "Recrear una nueva alianza entre escuela y familia"

  • 12 de septiembre, 2016
  • Santiago de Estero
Con motivo del día del maestro, monseñor Vicente Bokalic CM, obispo de Santiago del Estero, se dirigió a los docentes, y reflexionó sobre su misión de educadores de niños y jóvenes: "Una comunidad educativa es una pequeña Iglesia, mayor que la familia y menor que la Iglesia diocesana. En ella se vive y se convive. En ella peregrinamos como hijos y hermanos hacia la eternidad", afirmó.
Doná a AICA.org
Monseñor Vicente Bokalic CM, obispo de Santiago del Estero, reflexionó sobre la misión educadora de los docentes, en ocasión del día del maestro, que se celebró el 11 de septiembre, y advirtió que "en la práctica se da qué poco participa la familia en el proceso de la educación escolar".

Con el propósito de alentarlos en la tarea de educar a niños y jóvenes, monseñor Bokalic aportó su reflexión sobre la responsabilidad de la educación de los niños: "Los responsables primeros de la educación de los hijos son los padres", señaló.

El obispo tomó las palabras de la exhortación apostólica Amoris laetitia, del papa Francisco: "La educación integral de los hijos es «obligación gravísima», a la vez que «derecho primario» de los padres. No es sólo una carga o un peso, sino también un derecho esencial e insustituible que están llamados a defender y que nadie debería pretender quitarles", recordó, y aclaró que "la escuela no sustituye a los padres sino que los complementa". Se refirió también a la crisis en la relación entre la escuela y la familia.

En su mensaje, el prelado apuntó también a "la soledad o aislamiento involuntario en el que se encuentran los docentes en su misión educadora", y lamentó que "en la práctica se da qué poco participa la familia en el proceso de la educación escolar". Ante esta situación, el obispo afirmó que "debemos buscar por todos los medios incorporar a la familia en el proceso educativo", y que el desafío es "recuperar, restaurar, recrear una nueva alianza entre escuela-familia".

El prelado consideró "imprescindible el dialogo constante entre padres y docentes" y aseguró que "los niños reflejan en sus conductas lo que se vive en la familia". "La escuela si es subsidiaria de la familia debe buscar recrear lazos, presencia, participación, interés en la educación que reciben sus hijos" aseguró.

"En ese sentido ?expresó? nos reconforta pensar que los maestros son testimonios y mensajeros de fe y al mismo tiempo, mensajeros de la alegría. Deben por lo tanto a aspirar a ser pedagogos en la educación de la fe y pedagogos de la alegría. Dos vuelos espirituales tan hermosos y radiantes que son capaces de enamorar una vocación. Dos poderes y dones de Dios que son capaces de transformar el mundo".

"El esfuerzo inmenso, la tenacidad, capacitación y el cariño que brindan ustedes queridos docentes, corre el riesgo de perderse si no encuentran eco en la familia", advirtió monseñor Bokalic, y agregó que "la tarea como educadores ya no puede limitarse a ?seguir haciendo lo de siempre?, ni siquiera a ?resistir? ante una realidad sumamente adversa: se trata de crear, de comenzar a poner los ladrillos para un nuevo edificio en medio de la historia", en pos de "un futuro de esperanza, fe y alegría".

Para finalizar, el obispo animó a "entablar un diálogo abierto, confiado, maduro entre padres y docentes" para "echar las bases de una educación sólida en los hijos que les ayudará en su inserción en la sociedad o comunidad", y encomendó a los docentes a la intercesión de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa, "suplicando que nos enseñe a tener la sabiduría del discípulo y la audacia del misionero de Jesucristo, que sabe que con Él hay luz, hay esperanza, hay amor y hay futuro".+