Jueves 4 de marzo de 2021

Mons. Bokalic: El encuentro con Jesús cambia la vida

  • 19 de enero, 2021
  • Santiago del Estero (AICA)
El obispo de Santiago del Estero celebró la misa del segundo domingo durante el año y animó a ser como Juan el Bautista, "instrumentos para que Jesús sea conocido".

El obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM, celebró la misa del segundo domingo durante el año en la capilla del Corazón Eucarístico de Jesús en el Convento de las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad. La celebración fue transmitida a través de las redes sociales y las radios locales para la comunidad. 

Al reflexionar con la Palabra, el prelado mencionó que “las lecturas de hoy nos ayudan a profundizar nuestro ser cristianos, bautizados, peregrinos, seguidores de Jesús”, mencionando en primer lugar la vocación de Samuel, “que necesitó de alguien que le ayude a descubrir la voz del Señor”. 

Sobre el Evangelio, monseñor Bokalic recordó que “Jesús pasó 30 años de su vida oculta en su pueblo, con su familia, con su gente, en la sencillez, en la cotidianeidad. No se la pasó haciendo milagros. Jesús vivió una vida sencilla, de familia, con las cosas de cada día”. Por eso animó a “darle significación a esas cosas de todos los días, a las alegrías y a las tristezas”.

Haciendo mención a Juan el Bautista, indicó que este “estaba preparando los caminos, llamando a la conversión del pueblo. Pero él sabia que era un instrumento para que Jesús llegara a ser conocido. Y Jesús lo señala: ‘Este es el cordero de Dios’. Por eso los discípulos dejan a Juan y lo siguen a Jesús”.

Luego el prelado de Santiago del Estero detalló cuando Jesús se encuentra con los discípulos: “Les dice: ‘¿qué buscan’. Cuando van con Jesús, pasaron un día completo con Él. ¿Qué vieron con Jesús?, ¿qué les habrá pasado en sus vidas?, ¿qué les interesó?, ¿qué llegó a cambiarles el rumbo de su vida?”, se preguntó y afirmó que “ese encuentro les cambio la vida, los transformó”. 

Campaña Donación AICA

Del mismo modo, monseñor Bokalic animó a la comunidad: “Hoy nosotros tenemos que plantearnos, en este tiempo de tantas confusiones y angustias, ¿qué somos? ¿cómo le respondemos a Jesús? ¿Quién es Jesús para nosotros? ¿Qué trato tenemos con Él en lo cotidiano? Él nos dice ‘vengan y verán’ todos los días”. 

Pero aclaró que “si Jesús no toca nuestros corazones, no transforma nuestra mente, nuestro interior o nuestro corazón, no podremos dar respuestas coherentes en nuestra sociedad. Con los tiempos que estamos viviendo, no tenemos que asustarnos. Esto es un gran desafío para nosotros”, y preguntó a cada uno: “¿Qué estamos promoviendo? ¿Somos esos Juan Bautista que señala el camino?”.

Por eso, alentó: “Debemos ser puentes para levar a la gente a Jesús y decir con entusiasmo ‘¡Hemos encontrado al Señor!’. Para esto, necesitamos estar con Él, para que se meta en nuestra vida. Él viene a sanarnos y misericordiarnos, a llenarnos de su paz y de su amor”. 

Finalmente, el prelado de Santiago del Estero afirmó que “estas cosas son para crecer”, porque “Jesús viene a reconciliarnos, pero necesitamos estar con Él. El encuentro con Él a veces nos desestabiliza un poco, pero Él tiene remedios y medios para ese algo nuevo que provoca en nosotros nos de mucha alegría y mucha paz”, y concluyó rogando: “Que seamos buenos instrumentos y tengamos deseos de estar con Jesús”.+