Sábado 20 de abril de 2024

Mons. Barbaro: 'Tenemos la gran responsabilidad de sostener al Papa con la oración'

  • 23 de marzo, 2023
  • Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco) (AICA)
En una misa en la catedral local por los diez años del pontificado, el obispo de San Roque destacó la entrega, el espíritu de servicio y el interés de Francisco por cada persona.
Doná a AICA.org

El obispo de San Roque de Presidencia Roque Saénz Peña, monseñor Hugo Nicolás Barbaro, presidió una misa en el marco de los diez años del pontificado de Francisco en la catedral local, donde recordó la emoción vivida por el hecho de que un compatriota argentino fue llamado por el Señor a ser sucesor de San Pedro

“El Papa contó algunas veces que no se esperaba esta elección: tenía 76 años. Rezando, experimentó la fuerza de Dios que lo sostenía. Y se sigue apoyando en esa fuerza: reza, pide continuamente oraciones, busca que sea el Espíritu Santo quien guíe a la Iglesia”, destacó en la homilía.

“No se nos oculta que le toca levantar la voz en un mundo muy revuelto. Muchos dejan de lado a Dios, lo ignoran, y de Dios procede el bien, el amor. De este modo el mal se mete más fácilmente por todas partes. Empieza por la vida de las personas y, a través de gente concreta (¡que no seamos nosotros!), envenena las familias -en las que acaba ausente el amor-, infecta la sociedad de violencia, de guerras, de injusticias, de atentados a la vida y de tantos otros males”, agregó.

Tras señalar que “el Papa denuncia los males y muestra el camino el camino del bien”, lamentó: "Muchas veces no es oído, y en otras es criticado; jamás nos sumemos a esto, pero sí recemos mucho por él”.

Ante la pregunta sobre qué quiere el Papa, el prelado respondió: “Que vivamos más cerca de Dios, una vida cristiana en serio: Nos anima con sus palabras, que podemos encontrar en Internet, las del domingo con el Ángelus, por ejemplo, o las de los miércoles en las audiencias”

“¿Qué más quiere? Que seamos servidores, que nos ocupemos de los demás, empezando por contagiar nuestra fe. Que tengamos ojos para descubrir las necesidades de quienes nos rodean o pasan a nuestro lado; muchas son materiales, pero otras espirituales: darles afecto, escucharlos, acompañarlos, rezar con ellos”, completó.

Monseñor Barbaro dijo que “impresiona la entrega del Papa, su espíritu de servicio, su interés por cada persona. Lo vemos saludando con atención y cariño, uno por uno, a una multitud y desde su silla de ruedas”.

“Tenemos la gran responsabilidad de que un argentino sea Papa, la responsabilidad de sostenerlo con la oración, y la de buscar la mayor sintonía con él”, sostuvo.

“Por lo que sé y vi, el Papa tenía siempre a mano una estampa o una pequeña imagen de la Virgen María, otra de San José y también alguna de Santa Teresita del Niño Jesús. Solía poner papelitos con intenciones debajo de cada imagen. Seguramente alguna imagen de la Virgen Santísima tendremos todos a la vista en la casa. Que se nos escape muchas veces hacia ella la mirada y le recemos: Madre mía, por el Papa, su persona, sus intenciones, su salud: ¿cuidalo mucho!”, sugirió en el final.+