Martes 29 de noviembre de 2022

Mons. Barbaro mantuvo encuentros con los jóvenes de la diócesis

  • 18 de septiembre, 2018
  • Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco)
El obispo de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, monseñor Hugo Nicolás Barbaro, participó de diferentes encuentros juveniles que se llevaron a cabo en la diócesis, donde pudo ponerse al tanto de la situación particular de cada grupo.
Doná a AICA.org
El obispo de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, monseñor Hugo Nicolás Barbaro, participó en agosto y septiembre de distintos encuentros de jóvenes que se llevaron a cabo en la diócesis.

Las actividades estuvieron coordinadas por párrocos y coordinadores juveniles de la diócesis, con el objetivo de promover un intercambio entre el prelado y los jóvenes, en el que monseñor Barbaro pudo conocer la labor que se realiza con los jóvenes de las distintas parroquias.

En las visitas pastorales, el obispo escuchó a los referentes juveniles y mantuvo extendidas charlas. Animó particularmente a seguir a Jesús, a ponerlo en el centro de sus vidas, y a que descubran en la oración que están invitados por Dios a cosas más grandes, que tienen mucho para dar. Además, les pidió que sean humildes y reconozcan sus capacidades para servir a los más necesitados y les recordó en repetidas ocasiones que es posible un mundo mejor, que deben ser protagonistas.

[img]http://www.aica.org/subidas/4434.jpg[/img]

Por otra parte, jóvenes de las distintas parroquias participaron de tres días de oración y formación en el Centro de Espiritualidad de Presidencia Roque Sáenz Peña. Entre las diferentes actividades, los jóvenes tuvieron la oportunidad de encontrarse con el obispo, de quien escucharon sus consejos y a quien manifestaron iniciativas para llevar adelante en sus respectivas parroquias.

El obispo presidió además la misa en la catedral San Roque con un grupo de estudiantes universitarios. En su homilía, señaló la importancia de vivir la etapa de los estudios superiores como ocasión de crecer en la fe y estar atentos al hermano, sobre todo formándose bien, para que un día puedan ser buenos profesionales. Seguidamente hubo un momento fraterno en el que, entre otras actividades, formularon un itinerario de encuentros y jornadas donde invitaran a otros estudiantes.

Otra de las actividades se realizó en el seminario Cura Brochero, donde los seminaristas prepararon diferentes actividades de formación, espacios de oración y deporte de las que participaron jóvenes de varias parroquias. Allí tuvieron la oportunidad de fortalecer su fe y crecer en aspectos humanos. El obispo dirigió una meditación, presidió la misa y estuvo disponible para dialogar con quienes lo deseaban.+