Sábado 20 de julio de 2024

Mons. Barbaro: 'Misericordia es amar hasta el perdón, como hace Dios con nosotros'

  • 17 de agosto, 2023
  • Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco) (AICA)
El obispo de San Roque de Presidente Roque Sáenz Peña destacó el ejemplo misericordioso del patrono de la diócesis, a quien la jurisdicción celebró este miércoles 16 de agosto.
Doná a AICA.org

Con el lema “Familia, Iglesia Doméstica, escucha, vive y anuncia el Evangelio”, la diócesis de San Roque de Presidente Roque Sáenz Peña celebró este miércoles a su santo patrono.

En su mensaje con motivo de la fiesta patronal, el obispo de San Roque, monseñor Hugo Bárbaro, animó a los fieles a ayudar a los demás en lo espiritual y lo material, a ejemplo de san Roque.

“Es evidente que Roque tenía un trato profundo y sintonía con Dios”, destacó el prelado, haciendo un breve resumen de la vida del santo. “A Roque le llegarían un montón las llamadas de Cristo a la misericordia con los demás. Él hizo de buen samaritano, fue misericordioso, se ocupó de los demás sin pensar en sí mismo”, añadió.

“Un corazón sin Dios es egoísta; no sabe salir de sí mismo, sólo piensa en sus necesidades, en sus gustos”, sostuvo el obispo. En ese sentido, invitó a la comunidad diocesana a ejercitar la misericordia, para “que ninguno sufra a nuestro alrededor, que ninguno sienta soledad, la crueldad de la indiferencia”.

La novena en honor al santo patrono de la ciudad de Sáenz Peña comenzó a rezarse el 7 de agosto, cada día por una intención particular, reflexionando sobre las obras de misericordia por las cuales San Roque alcanzó la santidad.

“Es una oportunidad, la novena, para preparar justamente el interior, el alma, el corazón, para poder celebrar festivamente el día 16 de agosto a nuestro patrono San Roque”, expresó el padre Sergio Nossa.

Asimismo, todos los días, a las 19, se realizó una adoración al Santísimo y hubo entonces un sacerdote a disposición para escuchar las confesiones de los fieles.

La vigilia se inició el martes 15, a las 22.30. Al día siguiente, la fiesta patronal comenzó con la misa de 9.30, en la que se rezó especialmente por los ancianos y enfermos. De 11 a 13 hubo bendición de perros, y se convocó a los fieles a llevar un pan, para poder bendecirlo y luego compartirlo con quien lo estuviera necesitando. A las 15 tuvo lugar la misa de los promeseros.

La procesión por las calles céntricas de la ciudad, seguida de la misa central presidida por el obispo, comenzó a las 16.30. La jornada concluyó con otra Eucaristía, a las 20.

» Texto completo de la homilia

Para más información, se puede visitar la página de Facebook de la diócesis.+