Domingo 29 de enero de 2023

Mons. Barba: "Pedimos y rezamos a Dios por cada uno de nuestros fieles difuntos"

  • 3 de noviembre, 2022
  • San Luis (AICA)
El obispo de San Luis compartió junto a los habitantes de Zanjitas y Charlone una jornada para recordar y rezar por las almas de los fieles difuntos y para que "estén en la presencia de Dios".
Doná a AICA.org

El obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, celebró la Eucaristía el miércoles 2 de noviembre en la localidad de Zanjitas por el día de los Fieles Difuntos. El prelado destacó el ejemplo de los santos y recordó que "no fueron superhéroes. Los santos fueron hombres y mujeres que supieron vivir a la luz del Evangelio y hoy estamos seguros que están junto al Padre, en el cielo”.

Recordando el día de los fieles difuntos, mencionó que hay hombres y mujeres que ya partieron de este mundo y que “rezamos por sus almas para que estén en la presencia de Dios”.

“Por todos ellos pedimos de manera especial en este día y rezamos a Dios por cada uno de nuestros fieles difuntos”, continuó.

Después de la misa, se llevó a cabo una procesión hasta un nuevo monumento que recuerda a los "angelitos" de Zanjitas, las niñas y la maestra que fallecieron en el trágico accidente hace 11 años. El intendente de esa localidad, Rosendo Videla, junto con su equipo de trabajo, fueron los encargados de la obra.

Luego, en compañía de varios hermanos del Instituto Cristo Rey, quienes colaboran asistiendo en esa zona, monseñor Barba llegó hasta Charlone, un pequeño paraje ubicado a varios kilómetros de Zanjitas por caminos de tierra, piedra y guadales. Allí fue recibido por lugareños, que lo aguardaban dentro de una capilla que fue restaurada y que atesora una historia de más de 100 años y en donde el obispo celebró la misa. 

Después de la Eucaristía, los presentes se dirigieron en procesión hacia el cementerio, donde el obispo dio un responso por las almas de los familiares y fieles difuntos de las personas allí presentes. 

En Charlone existe una antigua tradición que se renueva cada 2 de noviembre, dado que el día de los Fieles Difuntos muchos de los habitantes se dirigen al cementerio para pasar la jornada. En esta ocasión, diversas personas de estancias y campos de la zona se encontraban desde temprano.+