Domingo 5 de diciembre de 2021

Mons. Azpiroz Costa explicó el sentido de la Jornada Mundial de los Pobres

  • 16 de noviembre, 2021
  • Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA)
"Al no reconocer a los pobres que nos rodean, tampoco reconocemos la riqueza de dones y talentos que ellos tienen para darnos en nuestra fragilidad", expresó el arzobispo de Bahía Blanca.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Azpiroz Costa OP, celebró este domingo la misa por la V Jornada Mundial de los Pobres en la catedral Nuestra Señora de la Merced, donde explicó el sentido de esta fecha convocada por el papa Francisco.

“Hay algo que nos hermana y es la pobreza, que no la queramos ver esa es otra cosa, que no seamos capaces de verlo eso es otra cosa; pero basta una reflexión serena y sabia para darnos cuenta que todos nosotros compartimos una pobreza; disculpen el título, que podríamos llamar metafísica, es decir de nuestra propia existencia”, precisó en la homilía.

“Somos limitados, tenemos nuestros ataques físicos, nuestras enfermedades; esta pandemia nos lo ha puesto sobre el tapete. Somos seres limitados. ¿Quién iba a pensar dos años atrás que estaríamos tapándonos la boca para ir a la misa. Si yo se los dijera como un gurú, dirían está loco, y hubieran dicho bien. Y, sin embargo, todo esto nos ha mostrado que somos limitados”, agregó.

El arzobispo bahiense señaló que “luego hay la pobreza de tipo psicológico, todos experimentamos una gran fragilidad” y planteó: “Y si todos experimentamos limitaciones, y si todos experimentamos una gran fragilidad, también todos experimentamos y, aquí habría que sacarse las caretas; no la ustedes sino de todos; una pobreza moral”.

“Sí, somos pobres en diversos sentidos, no todos lo descubrimos, por ello no lo reconocemos y al no reconocer a los pobres que nos rodean, en casa, en la ciudad, en todos lados tampoco reconocemos la riqueza de dones y talentos que ellos tienen para darnos en nuestra fragilidad, en nuestros límites, en nuestro pecado. Como no lo reconocemos crece el resentimiento, la revancha, el rencor, el recelo”, advirtió.

Monseñor Azpiroz Costa recordó que el lema del papa Francisco para esta jornada es “a los pobres los tienen siempre con ustedes” e indicó: “Los pobres ponen de manifiesto la pobreza y los pobres que están entre nosotros y nuestras pobrezas”.

Tras poner el ejemplo de unos jóvenes bahienses que se habían organizado para servir a los pobres, incluso renunciando a su viaje de egresados para hacerlo, expresó: “No todo está perdido, como dice la canción: ‘Quien dijo que está todo perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón’”. 

“Que el arcángel San Miguel nos ayude, ya que él desde los inicios de los eternos designios de Dios ha dado prueba de fidelidad, a ser fieles en este tiempo”, pidió. 

“Por qué invocar a San Miguel aquí, en las lecturas hoy, nos lo han puesto frente a nosotros, para que nos enseñe a permanecer así, donde el amor nos pide, donde nos llama a servir para que alguna vez, definitivamente, nos sentemos con el Señor Jesús a la derecha de Dios”, concluyó.+

NOTICIAS RELACIONADAS