Viernes 30 de octubre de 2020

Mons. Azpiroz Costa: "Estamos tomando conciencia de qué es la sinodalidad"

  • 22 de junio, 2020
  • Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Azpiroz Costa OP, destacó los frutos de la campaña solidaria "Rememos juntos" y destacó la "sinfonía policromática o poliédrica" que es la Iglesia.

Monseñor Carlos Azpiroz Costa OP, arzobispo de Bahía Blanca, habló con Radio María de su vida y dio detalles de su trabajo pastoral en esa jurisdicción eclesiástica del sur de la provincia de Buenos Aires.

“Soy el octavo de 14 hermanos, somos 13 varones y una mujer, todos de la ciudad de Buenos Aires. Mi padre era ingeniero agrónomo y mi madre, ama de casa. Así que me acostumbré a mirar para arriba y para abajo entre mis hermanos. Yo era el mayor de la plana menor. Todos los varones fuimos al colegio Champagnat de los hermanos maristas y mi hermana en el Jesús María de Capital”, recordó.

El religioso detalló que “cuando terminé el secundario, si bien había alguna chispa vocacional, estudié derecho y cuando terminé de cursar y me faltaba solo rendir un final decidí ingresar en la Orden de los Predicadores. Ese final lo rendí ni bien terminé el noviciado con los dominicos. En mi orden fui procurador general y eso me llevó a ser el representante de los dominicos ante la Santa Sede para dispensas o permisos, debido a mi conocimiento en derecho canónico”.

“Estuve cuatro años en esa tarea hasta que me eligieron sucesor de santo Domingo en la orden, cargo en el que estuve 9 años, entre 2001 y 2010. Luego volví a la Argentina, donde estuve dos meses en Tucumán hasta que me asignaron como prior en el convento de Córdoba por tres años. Y allí conocí a monseñor Carlos Ñañez, a Radio María y demás personas que integran la comunidad cordobesa”, añadió.

El arzobispo bahiense también recordó el vínculo entrañable que mantuvo con el cardenal Eduardo Pironio, al expresar: “Cuando estaba en Roma, a fines de los años 90, me Dios me regaló la posibilidad de frecuentar semanalmente su casa, en los últimos meses de  su vida cuando ya estaba enfermo. Fue un regalo muy grande para mí, recuerdo en el alma muchos diálogos con él. Entre otras cosas, Pironio tenía el don de nunca hablar mal de nadie”.

Monseñor Azpiroz Costa explicó el sentido que tuvo la campaña solidaria “Rememos juntos” que organizó para Bahía Blanca y alrededores.

“Fue para llegar con bolsones de comida a las barriadas más vulnerables de este conglomerado urbano, haciéndole frente a la crisis sanitaria y alimentaria. Estas dos palabras, más voluntariado y solidaridad, son todas familiares entre sí que resumen lo que fue ‘Rememos juntos’ en Bahía”, precisó.

“Estamos tomando conciencia de esta raíz que viene desde los primeros cristianos, que es la sinodalidad. Somos todos juntos en un mismo camino. La policromía que tiene la Iglesia hace que a veces descubramos colores que llamamos nuevos, pero que estaban en esta pintura hermosa, en esta sinfonía policromática o poliédrica, como le gusta decir al papa Francisco. La sinodalidad es hacer un mismo camino, juntos”.

Más información: www.radiomaria.org.ar.+