Jueves 26 de mayo de 2022

Mons. Araya abrió una nueva Semana Brocheriana

  • 19 de enero, 2022
  • Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA)
El obispo de Cruz del Eje presidió la misa de apertura de estas jornadas tradicionales en honor del Santo Cura Brochero y que llevan por lema "El gusto espiritual de ser Pueblo de Dios".
Doná a AICA.org

El obispo de Cruz del Eje, monseñor Hugo Ricardo Araya, presidió la misa de apertura de la Semana Brocheriana 2022, dedicada al Santo Cura Brochero y que este año lleva por lema ”El gusto espiritual de ser Pueblo de Dios”.

”Dios nos concede la gracia de estar celebrando esta misa, y de ese modo, dar inicio a lo que conocemos como la semana Brocheriana, que fue celebrada por primera vez, allá por el año 1952 cuando se cumplieron los 75 años de la Casa de Ejercicios. Dios nos concede la gracia de estar aquí”, expresó durante la homilía en el Salón Mi Purísima, de esta localidad cordobesa.

El prelado reflexionó a partir del evangelio dominical: “Estaba desarrollándose la fiesta dice el Evangelio, y como faltaba vino, le dijo la Madre de Jesús, 'no tienen vino'. Atenta, la Virgen, no solo disfrutaba de la fiesta, participando de la celebración de las bodas, sino que estaba  atenta a lo que pasaba en el lugar”.

"¿Qué dice Jesús? Jesús dice: mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Y acá aparece la Virgen confiada en la misión de Jesús. Aquella mujer que no entendió a veces tantas cosas, pero que sin embargo, fue capaz de guardar la Palabra en su corazón. No solo Ella guardo la Palabra, sino que la Palabra la guardó a Ella. Porque la hizo capaz de confiar en la misión de su Hijo, capaz de confiar en el poder de su Hijo que tenía y traía al mundo. Que es el poder del Amor de Dios. Y por eso, aunque Jesús le dice, Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía, su Madre dijo a los sirvientes: 'hagan todo lo que Él les diga", subrayó.

Monseñor Araya aclaró que "Jesús, no viene a traer una doctrina nueva. Mejor que la de los maestros de Israel". "Dios viene a manifestar el misterio de Dios. El misterio del amor encarnado, cercano,sencillo, discreto. De modo que la gloria que aquella gente y nosotros podemos contemplar, es la gloria de la alianza de Dios con su pueblo. Porque así, como el esposo siente alegría por su esposa, así Dios siente alegría por su pueblo".

"En el Cura Brochero, ya que estamos hablando de bodas y de alegría, se esposaron, se casaron, hicieron alianza, la gracia de Dios, y la cultura criolla y serrana. No se entiende a Brochero, no se lo comprende, si no somos capaces de descubrir que en él hay una alianza entre el poder de Dios, la gracia de Dios y la cultura en la que él se insertó, la hizo suya, que es la cultura criolla de las sierra, tantas veces menospreciada", profundizó.

"Nosotros estamos llamados a ser una iglesia misionera. Como dice el papa Francisco en una de las tres motivaciones para ser misioneros es el gusto espiritual de compartir la vida de la gente. No con la obligación, con el gusto. ¡No con cualquier gusto! Con el gusto espiritual de ser pueblo. Es decir de vivir codo a codo, de sentirnos hermanos de todos. Por eso no debemos de tener miedo de decir con el papa Francisco que lo que nos impulsa, lo que nos mueve, la motivación, el motor de nuestro trabajo apostólico, de nuestra vida cristiana, es el de sentir el gusto espiritual de ser pueblo", sostuvo.

El obispo consideró que "Brochero, que se nos anticipó tantas veces, también se nos adelantó en la capacidad de hacer que todos participaran. Usted tenía dinero, con dinero, usted tenía hacienda, con hacienda. Usted tenía materiales de construcción, con materiales de construcción. Usted no tenía más que sus manos, con el trabajo" y destacó: "pero nadie se sentía fuera. Todos estaban invitados, porque todos somos importantes en la vida de la iglesia, en la vida de una parroquia, en la vida de un santuario".

"Que Brochero nos enseñe a confiar en María, que en las bodas de Caná se mostró tan sencilla y verdaderamente Madre. Atenta a la vida. Atenta a su Niño. Atenta al hombre. Capaz de descubrir las necesidades y hacerlas propias y buscar remedio a lo que está pasando. Brochero que tanto quiso a la Virgen, nos contagie, la devoción a la Virgen y la confianza en su intercesión maternal", concluyó.

Semana Brocheriana
Todos los días se celebran misas a las 7, 11 y 21 en el Salón Mi Purísima. También hay confesiones en el santuario una hora antes de cada Eucaristía. De 20 a 20.45 adoración del Santísimo Sacramento.

El predicador de la Semana Brocheriana es monseñor Carlos José Ñáñez, arzobispo emérito de Córdoba.

El 25 de enero, después de la misa de las 21, procesión hacia el Cristo Blanco.

El 26 de enero, fecha aniversario de la muerte del Santo Cura Brochero, se celebrarán misas a las 7, a las 10 y a las 12 en el Salón Mi Purísima.

En tanto, a las 20, monseñor Araya presidirá la misa en la explanada atrio del santuario del santo patrono del clero argentino.

Más información en www.diocesiscruzdeleje.org.ar y en Facebook Santuario Del Cura Brochero.+