Lunes 6 de diciembre de 2021

Mons. D?Annibale llamó a "vivir en la verdad y transmitir la alegría"

  • 18 de mayo, 2017
  • Río Gallegos (Santa Cruz)
El obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D?Annibale, reflexionó esta semana sobre el Evangelio en el que Jesús se presenta como "camino, verdad y vida", y llamó a "ser verdad, vivir en la verdad y transmitir la alegría a todos los que nos rodean".
Doná a AICA.org
En este quinto domingo del tiempo Pascual, monseñor Miguel Ángel D?Annibale, obispo de Río Gallegos, enfocó su reflexión semanal en el Evangelio en que Jesús se presenta como "camino, verdad y vida".

El Resucitado, que primero se presenta como camino, "realmente es un camino de vida", señaló el obispo, y aseguró que "quien sigue a Cristo, sigue el camino de la vida, el camino de la historia, el camino de la aventura de vivir, con todo lo que eso significa: las cosas lindas, las cosas difíciles, las angustias, los dolores, las alegrías, los asombros".

"Pero el camino te conduce a algo, tiene un fin, va hacia un lugar", advirtió monseñor D?Annibale, "y si Jesús es el camino, es porque nos lleva al Padre", afirmó.

El prelado hizo hincapié luego en que "Jesús es la verdad", y destacó que "la verdad libera". En este punto, comparó el Evangelio con la realidad actual de las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego: "en estos días en que tenemos muchos conflictos, uno quiere la verdad, pide la verdad. La gente grita que le digan la verdad, porque la verdad libera y ayuda a caminar", aseguró. "Quien encuentra a Jesús encuentra la verdad en su corazón", animó el obispo.

Por último, el pastor de Río Gallegos recordó que Jesús es "la vida en abundancia: la vida que nunca más se va a morir, la vida resucitada, la vida que no se acaba".

Esa vida, sostuvo, "nos renueva en la esperanza, en el camino, nos renueva en el día a día, nos compromete más en el camino de la vida con aquellos que caminan al lado nuestro, nos ayuda a ser también verdad, a vivir en la verdad y transmitir la alegría de la vida a todos los que nos rodean. Esto es la fuente de esperanza."

"El tiempo pascual se presenta como verdadero tiempo de esperanza, la virtud quizás para algunos más pequeña, pero la más potente: la esperanza es la potencia de la vida, porque al esperar seguimos caminando, seguimos viviendo, seguimos recibiendo los dones que la vida.+