Martes 17 de mayo de 2022

Mons. D?Annibale: ¡Basta de violencia contra la mujer!

  • 3 de junio, 2016
  • Río Gallegos (Santa Cruz)
En el marco de la jornada de concientización por la violencia contra la mujer que se realizó hoy, viernes 3 de junio, en la Argentina, el obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D?Annibale, se sumó al pedido de "#NiUnaMenos", y afirmó: "Como Iglesia no podemos callar los gritos de tantas víctimas de la violencia de género que, día a día, observamos atónitos en nuestra realidad cotidiana o a través de los medios de comunicación".
Doná a AICA.org
Se realizó hoy, viernes 3 de junio, en la Argentina, una jornada de concientización por la violencia contra la mujer, con el pedido de "Ni una menos". Por tal motivo, el obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D?Annibale, se sumó en oración a la campaña de reflexión.

"¡Decimos basta de violencia contra la mujer!", expresó el obispo. "La vida ha sido creada para valorarla y respetarla siempre. Como Iglesia no podemos callar los gritos de tantas víctimas de la violencia de género que, día a día, observamos atónitos en nuestra realidad cotidiana o a través de los medios de comunicación", afirmó.

También, el obispo manifestó su preocupación por "la alta tolerancia social a la violencia que sufren tantas niñas, jóvenes y mujeres a lo largo y ancho de nuestro país? violencia que, a veces, se vincula con lo cultural para justificarla".

"Por eso, es imperioso un cambio de mentalidad para poder afrontar este problema con políticas públicas comprometidas y complementarias desde diversos sectores, para crear conciencia en un cambio efectivo sobre el flagelo, que dé acceso, prioridad y protección real a las víctimas", pidió.

Asimismo, manifestó que "la cara más oculta de la violencia de género se encuentra en los oscuros prostíbulos donde son explotadas sexualmente o en situación de trata de personas; que también nuestra sociedad ha naturalizado, y que viola la dignidad y los derechos humanos de tantas mujeres y niñas".

Luego, el obispo recordó las palabras del papa Francisco que expresó sobre la violencia hacia la mujer: "Aunque es un símbolo de la vida, por desgracia no es raro que el cuerpo femenino sea atacado y desfigurado, incluso por los que deberían ser sus protectores y compañeros de vida".

Y agregó: "Las muchas formas de esclavitud, la comercialización y la mutilación del cuerpo de las mujeres, exige que nos comprometamos con la derrota de estos tipos de degradación, que las reducen a meros objetos que son comprados y vendidos".

"Me gustaría llamar la atención, en este sentido, sobre la dolorosa situación de muchas mujeres pobres, obligadas a vivir en condiciones peligrosas, de explotación, relegadas a los márgenes de la sociedad y víctimas de una cultura del desperdicio", lamentó.

Finalmente, el obispo aseguró que "se hace necesario educar desde la primera infancia a los niños en la no violencia en todas sus formas, para lograr un cambio de paradigma basado en el respeto a la dignidad de la vida y de la mujer"

"Por eso decimos: ?Ni una menos? ¡Basta de violencia contra la mujer! La vida ha sido creada para valorarla y respetarla siempre", concluyó.+