Viernes 24 de septiembre de 2021

Mons. Aguer: la alternativa al aborto es la "auténtica educación sexual"

  • 22 de junio, 2018
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, aseguró que "la reivindicación de la libre interrupción del embarazo es una bandera de la burguesía" y consideró que la alternativa al aborto es "una auténtica educación sexual, no promover la perversión".
Doná a AICA.org
El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, aseguró que "la reivindicación de la libre interrupción del embarazo es una bandera de la burguesía" y planteó la necesidad de discutir el tema desde el carácter científico, filosófico, jurídico, sociológico, psicológico y político.

"Dan pena los partidos de inspiración marxista. Las jóvenes pobres consideran al hijito como una riqueza, cualquiera haya sido la circunstancia en que fue concebido. Las jóvenes universitarias ideologizadas en sus respectivas facultades y aquellos medios de comunicación que están copados por los ?lobbies? feministas o del colectivo LGBT profesan la ideología de género, según la cual la maternidad es una imposición arbitraria a la mujer si no se le concede el derecho de abortar; menosprecian lo más bello de la condición femenina", apuntó.

"La dimensión psicológica del asunto se manifiesta crudamente en el síndrome post-aborto y en la dificultad de superarlo. Causó desagrado en el pseudo-debate que un médico presentara un video que registra una sangrienta operación abortiva. Pero esa es la impresionante realidad", aseveró en un artículo publicado en el diario El Día, de La Plata.

Al referirse a la cuestión política del tema, monseñor Aguer expresó que "se afirma que la alternativa al aborto es la prevención entendida como distribución masiva de preservativos y anticonceptivos" y opinó: "Hace 35 años que se aplica esta política, que por lo visto ha fracasado, ya que se hizo necesario apelar al recurso extremo de liquidar al fruto del embarazo no deseado".

"La prudencia, virtud propia del político, indicaría explorar otros caminos, ofrecer una auténtica educación sexual, no promover la perversión", diferenció.

Monseñor Aguer recordó que oyó decir a un senador que "hay que dejar de lado las creencias" para definir la cuestión del aborto, por lo que estimó que "se refería a la fe religiosa".

"Como puede comprobar el lector, hasta esta altura de mi discurso no hice mano del argumento teológico; lo menciono nomás: el quinto precepto del Decálogo bíblico ??no matarás?- y un prodigio: el Dios hecho hombre, Jesucristo, fue un embrión, concebido virginalmente, fue un feto, un niño por nacer. Pero en este país de paganos bautizados semejante argumento no puede pesar mucho. (Mauricio) Macri lo hizo. ¡Alerta, votantes!", concluyó.+

» Texto completo del artículo