Viernes 24 de mayo de 2024

Miles de porteños recibieron el envío misionero al cierre del Año de la Fe

  • 25 de noviembre, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
El Año de la Fe concluyó en la arquidiócesis de Buenos Aires con la celebración de las confirmaciones masivas de unos 12.000 candidatos en las vísperas de la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo. El arzobispo, monseñor Mario Aurelio Poli, que celebró una multitudinaria misa en el estadio de Central Español, hizo un fuerte llamamiento a encarnar la misericordia en la vida cotidiana.
Doná a AICA.org
El Año de la Fe concluyó en la arquidiócesis de Buenos Aires con la celebración de las confirmaciones masivas de unos 12.000 candidatos en las vísperas de la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo. El arzobispo, monseñor Mario Aurelio Poli, que celebró una multitudinaria misa en el estadio de Central Español, hizo un fuerte llamamiento a encarnar la misericordia en la vida cotidiana.

El primado de la Argentina presidió la celebración de la Vicaría Flores, en la que unos 3.000 jóvenes y adultos recibieron el sacramento de la confirmación. "Jesus en la cruz cargó con todos los pecados y sufrimientos de la humanidad", recordó a los miles que colmaron el estadio.

El arzobispo se refirió a los dos ladrones que crucificaron junto a Cristo: "De uno de ellos conocemos el nombre, Dimas, quien a pesar de sus muchos pecados, reconoció a Cristo, y le dijo: ´Acuérdate de mí cuando estés en el paraíso´ ".

Monseñor Poli hizo repetir tres veces a la multitud: "Gracias señor por haberme elegido como discípulo misionero". Ser católico, subrayó, es reconocer con humildad la propia miseria, comunicar la buena nueva, no guardarse para sí mismo la alegría de Cristo.

En ese sentido, llamó a preguntarse a los confirmandos si realmente somos testigos de la misericordia de Cristo. Ser testigo significa confiar también en que el Epíritu Santo nos dará las palabras y acciones justas para comunicar a Cristo, observó.

En la Vicaría Devoto, hubo dos celebraciones, que se desarrollaron en el jardín del seminario metropolitano. Por la mañana fueron confirmados 1.239 niños y adultos, y por la tarde 1.136 jóvenes. La misa vespertina marcó también la despedida del obispo auxiliar y vicario episcopal de la zona, monseñor Raúl Martín, quien asumirá la diócesis de Santa Rosa, en La Pampa, el sábado 30 de noviembre.

Monseñor Martín recordó a los jóvenes que con la confirmación se plenifica el sacramento del bautismo, e insistió en que los dones del Espíritu Santo son para ser en el mundo discípulos y misioneros de Jesús, en todo tiempo y lugar. Al concluir la segunda misa, los fieles presentes despidieron al obispo.

En la Vicaría Belgrano hubo una única celebración en el Monumento de los Españoles y el Monumento a Urquiza, en avenida del Libertador y Figueroa Alcorta. En la Vicaría Centro, en cambio, se realizaron dos de las celebraciones más populosas: entre la misa de la mañana, prevista para las 10, y la misa de la tarde, prevista para las 17, recibieron los dones del Espíritu Santo unos 3.800 jóvenes.+