Jueves 24 de junio de 2021

Mensaje de Navidad conjunto de católicos y anglicanos: "La Esperanza es un bien escaso"

  • 23 de diciembre, 2015
  • Dublín (Irlanda)
La Esperanza es un "bien escaso" en una sociedad, a menudo, profundamente marcada por la violencia, el nihilismo y el individualismo ciego. Por este motivo los representantes de las principales comunidades cristianas: católica y anglicana de Irlanda, dedicaron su Mensaje de Navidad conjunto a reflexionar sobre esta virtud teologal.
Doná a AICA.org
La Esperanza es un "bien escaso" en una sociedad, a menudo, profundamente marcada por la violencia, el nihilismo y el individualismo ciego. Por este motivo los representantes de las principales comunidades cristianas: católica y anglicana de Irlanda, dedicaron su Mensaje de Navidad conjunto a reflexionar sobre esta virtud teologal.

La Esperanza es un "bien escaso" en una sociedad, a menudo, profundamente marcada por la violencia, el nihilismo y el individualismo ciego. Por este motivo los representantes de las principales comunidades cristianas: católica y anglicana de Irlanda, dedicaron su Mensaje de Navidad conjunto a reflexionar sobre esta virtud teologal.

En el mensaje conjunto, -como se hizo en la Pascua del año pasado-, firmado por monseñor Eamon Martin, arzobispo de Armagh y presidente de la Conferencia Episcopal de Irlanda y por Richard Clarke, arzobispo de Armagh de la Iglesia anglicana de Irlanda, en primer lugar reconocen las preocupaciones y las grandes cuestiones de nuestro tiempo.

Aunque a menudo deseamos a personas una feliz Navidad y año nuevo tranquilo, muy rara vez utilizamos la palabra "esperanza" o "llenos de esperanza". Las personas parecen encontrar difícil sentir una verdadera esperanza para el futuro, para el mundo e incluso para ellos mismos. La esperanza es de hecho una rara mercancía y las personas a veces son cautelosas sobre desear mucha esperanza, para que no ser decepcionados.

En el mundo que nos rodea, señalan los obispos, con toda la violencia y destrucción que hemos visto en las últimas semanas y meses, parece haber poco interés en cualquier escenario de esperanza.

"Sin embargo, la esperanza es siempre crucial, subrayan en el mensaje conjunto y citan las palabras de dos testigos incansables de esta virtud: al papa Francisco cuando pide que "no te dejes robar la esperanza" y al Premio Nobel de la Paz, el arzobispo anglicano Desmond Tutu cuando expresa: "La esperanza es capaz de ver la luz, a pesar de la oscuridad".

Los obispos irlandeses señalan que la esperanza es "lo contrario de la desesperación" y es mucho más que "un deseo de algo mejor". Se trata de una cualidad cristiana fundamental que no se detiene sólo en la esfera individual "no debemos querer simplemente una esperanza para nosotros mismos, de que las cosas van a ir bien para nosotros o nuestros seres queridos", sino por el contrario, "la esperanza es algo que estamos llamados a traer al mundo en el nombre de Cristo".

Si queremos ser personas de esperanza, indican, también debemos ser agentes de esperanza. Cuando seguimos el llamado de Cristo y buscamos traer esperanza en la vida de otros ?tanto esperanza material como espiritual, entonces tenemos motivos de esperanza real. Lo que hacemos por las demás personas ?en simples formas o maneras a veces exigentes? está sembrando esperanza para el futuro.

Este mensaje observan los obispos tiene aún más fuerza cuando nos acercamos a la Navidad. "Podemos, indican, ser embajadores de la esperanza en el nombre de Cristo, que nació en un establo en Belén. Así como Él vino a nuestro mundo para traer esperanza a los lugares de la desesperación y la luz en la oscuridad, así también nosotros podemos llegar a ser personas de esperanza".

"Tal vez este año, concluye el Mensaje conjunto, podemos desear con sinceridad, unos a otros, una esperanza. Feliz Navidad y próspero año nuevo".+