Jueves 2 de febrero de 2023

Mensaje de Mons. Mestre a los turistas, en el inicio de una nueva temporada estival

  • 6 de diciembre, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata saludó a los turistas que visitarán la ciudad balnearia durante la temporada de verano y pidió que el tiempo de vacaciones "sea también un tiempo para adorar a Dios".
Doná a AICA.org

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, saludó a los turistas ante una nueva temporada de verano, que fue inaugurada ayer, lunes 5 de diciembre.

Esta año, el mensaje se titula “Vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo”, inspirado en el Evangelio de Mateo (2,2b). Al respecto, monseñor Mestre recordó que el tiempo de descanso es también un tiempo para “adorar al Señor, no solo en la adoración formal en el Sagrario o en los horarios de adoraciones, sino también en la celebración de la Santa Misa y del sacramento de la Reconciliación”.

Seguidamente, expresó que “ese ponerse en camino, de alguna manera, tiene que ver con las vacaciones. Salir de la propia casa y dejar los compromisos habituales para ponerse en camino al lugar donde se va a descansar y disfrutar”, señaló el obispo.

En esa sintonía, el obispo resaltó que, junto con los fieles de las comunidades, “tengo el gozo de recibirlos en esta nueva temporada estival 2022/23 que estamos transitando. Damos gracias a Dios porque han podido organizarse, ponerse en camino, y hoy estar en territorio de la diócesis de Mar del Plata, para compartir con familiares y amigos las merecidas vacaciones”.

Además, invitó a la reflexión sobre “la Epifanía del Señor con los magos venidos de Oriente, que se ponen en camino siguiendo la estrella”, y recordó que las parroquias y comunidades de la diócesis “están al servicio de cada persona para adorar al Señor".

Finalmente, deseó que el tiempo de vacaciones “sea también un tiempo de interioridad para adorar a Dios, que da sentido y plenitud a nuestra vida”.

Mons. Mestre, presente en la ceremonia de inauguración
El obispo de Mar del Plata participó ayer, lunes 5 de diciembre, de la ceremonia de inauguración de la temporada en la plazoleta Ingeniero Lagrange, en el Paseo Jesús de Galíndez de Playa Varese, junto al intendente de la ciudad, Guillermo Montenegro; el presidente del Ente Municipal de Turismo, Bernardo Martín; otras autoridades locales e invitados especiales. 

Allí bendijo las aguas del mar y pidió fuerzas a Dios, “para que en Mar del Plata y Batán podamos jugar el partido de la fe, de la esperanza y el amor”, dijo. “Pedimos a Dios que bendiga a nuestra ciudad, a todos los trabajadores y a los turistas que nos visitarán durante el verano», rogó, antes de finalizar con la oración del Padrenuestro.

Por su parte, el Jefe Comunal afirmó que Mar del Plata “es la ciudad que une a todos los argentinos”, al tiempo que animó a “seguir buscando encuentros en estos momentos tan complejos”.+

» Texto completo del mensaje