Viernes 24 de septiembre de 2021

Mensaje ante "la dificultad grave" de ver a los fieles privados de la Eucaristía

  • 23 de abril, 2020
Los obispos y el vicario general de Lomas de Zamora lamentan que los fieles deban afrontar la "dificultad grave" de estar privados de la Eucaristía durante la pandemia por el coronavirus
Doná a AICA.org

Los obispos y el vicario general de Lomas de Zamora lamentaron que los fieles deban afrontar la “dificultad grave” de estar privados de la Eucaristía durante la pandemia por el coronavirus, aunque valoraron que en este contexto “la centralidad de Cristo” en la vida de cada uno esté “vigente”.



“Esta realidad nos ha hecho vivir como un signo de los tiempos”, subrayaron en un mensaje el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, los auxiliares Jorge Torres Carbonell e Ignacio Medina, y el vicario general, Hugo Barrios.



“Nos encontramos con la dificultad grave de ver a nuestros queridos fieles privados de la Eucaristía, previendo que la situación pueda prolongarse. Les pedimos un poco más de paciencia y templanza para vivir a ritmo de lo que se nos propone en el aislamiento, no nos dejemos ganar por la ansiedad”, requirieron.



Asimismo, consideraron positivo que en el camino transitado, “en estas largas semanas de la cuarentena” se hayan descubierto e incorporado “nuevas rutinas que nos esforzamos en seguir de manera que las jornadas tan ‘iguales’ no nos hicieran caer en el hastío”.



“Compartir las celebraciones en casa a través de las redes nos ayudó a revalorizar el encuentro y replantearnos algunas cuestiones desde la fe y la esperanza… aunque a esta altura de los acontecimientos, es inevitable caer en la incertidumbre de las preguntas que aún no tienen respuesta, por ejemplo: ¿Cuándo volveremos a la normalidad? ¿Cuándo podremos celebrar comunitariamente la eucaristía?”, plantearon.



Los obispos y el vicario general lomense destacaron que “en este contexto es interesante ver cómo, simultáneamente al aislamiento, se fueron generando actividades para ayudar a los que necesitan” y señalaron que “nos ayudará también el aporte de los nuevos voluntarios domiciliarios que desde esta realidad de `cuidarnos todos', permite salir, llegar y estar en los hogares que más asistencia requieren”.



En el mensaje también adelantaron la nueva fecha de la Misa Crismal y la postergación de la peregrinación diocesana a Luján, aunque ofrecieron una propuesta para vivirla en casa, y recordaron a las comunidades que en este 2020 se celebra el Año Mariano Nacional.



Más información: www.eclesia.info.+