Jueves 29 de septiembre de 2022

Médicos católicos difunden una "consideración" respecto a la eutanasia

  • 22 de agosto, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El consorcio que los nuclea criticó que no se utilice el término "matar" o "provocar la muerte" al hablar de legalizarla, y recuerdan la necesidad de tratar el dolor humano con medios proporcionados.
Doná a AICA.org

El Consorcio de Médicos Católicos de Buenos Aires difundió una consideración médica respecto a la eutanasia, ante proyectos para legalizarla que se presentaron en ambas cámaras del Congreso de la Nación.

“Es llamativo que nunca se utilice el término matar o provocar la muerte de un semejante y esto es así porque en realidad no está en la naturaleza de seres sociales provocar en forma intencional la muerte de una persona”, fundamentó. 

Los médicos católicos recuerdan que “la verdadera compasión humana ‘no consiste en provocar la muerte’, sino en tratar realmente el dolor humano con medios proporcionados a una realidad objetiva con control de síntomas junto al trabajo del equipo especializado signado con notas esenciales de un cuidado, que centra la mirada en el paciente y la calidad de vida”.

Firman la declaración la doctora Elena Passo, presidenta del Consorcio de Médicos Católicos de Buenos Aires; y los expresidentes de esa entidad: Raquel Bolton, Alejandro Martínez Wagner y Alejandro Nolazco.

Texto de la declaración
Una patología irreversible afecta consideradamente la calidad de vida, ante situaciones de profundo dolor y sufrimiento existencial, algunos pacientes pueden pedir morir para dar término a una vida a la cual no le encuentran sentido, haciendo mención precisamente al pedido de eutanasia. 

Asociar el dolor con la aplicación de un método que en forma intencional causa la muerte, aumenta el dolor emocional del sufriente y tampoco es gratuito a nivel emocional en la persona que aplica el procedimiento.

Es deber del profesional médico, conforme a su formación ofrecer una progresiva asistencia con un cuidado activo e integral a partir de un equipo interdisciplinario; implementando cuidados destinados a hacer más soportable el sufrimiento en la fase final de la enfermedad asegurando al paciente, un acompañamiento adecuado tanto asistencial como humano.

La eutanasia en su misma intención causa la muerte ya sea desde la acción o una omisión para eliminar cualquier dolor físico, psíquico o un sufrimiento existencial.

De este análisis surge una:

1) eliminación del dolor o sufrimiento humano

2) intencionalidad en causar la muerte del sufriente

Es paradójico consentirla ¿ cómo se pasa del concepto de la asistencia y cuidado del sufriente a provocar en forma intencional su muerte? en momentos en que la biotecnología y la medicina asistencial ofrece alternativas con un cuidado activo e integral, a partir de equipos interdisciplinarios. 

Se va consolidando en la mente de todos, la existencia de una sociedad donde existen personas que tienen el poder de eliminar vidas humanas y en vez de ser más humana y compasiva le muestra a los más vulnerables que no todos somos iguales en dignidad.

Es llamativo que nunca se utilice el término matar o provocar la muerte de un semejante y esto es así porque en realidad no está en la naturaleza de seres sociales provocar en forma intencional la muerte de una persona. 

La verdadera compasión humana "no consiste en provocar la muerte”, sino en tratar realmente el dolor humano con medios proporcionados a una realidad objetiva con control de síntomas junto al trabajo del equipo especializado signado con notas esenciales de un cuidado, que centra la mirada en el paciente y la calidad de vida.

Más información www.medicoscatolicos.org.ar.+