Miércoles 25 de mayo de 2022

A 400 años de su canonización, Madrid celebra el Año Santo de San Isidro Labrador

  • 27 de enero, 2022
  • Madrid (España) (AICA)
El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, anunció que el año jubilar por el patrono de la ciudad iniciará el próximo 15 de mayo, día de su fiesta.
Doná a AICA.org

El papa Francisco concedió a Madrid un Año Santo Jubilar de san Isidro Labrador, patrono de la ciudad, con motivo de los 400 años de su canonización. Lo anunció el arzobispo madrileño, cardenal Carlos Osoro, en su carta semanal.

El arzobispo expresó su "profunda alegría" por esta noticia que llega después de que el propio cardenal Osoro trasladara la petición al pontífice.

El Año Santo Jubilar comenzará el próximo 15 de mayo, el día de su fiesta, y será clausurado el 15 de mayo de 2023.

"Agradezco al papa Francisco que nos haya concedido este año de gracia para Madrid. Estoy seguro de que nos traerá muchas bendiciones y que, además, tendrá repercusiones en todos los continentes, pues tenemos a un santo universal, con ermitas, santuarios y hermandades por todo el mundo", aseguró el purpurado.

San Isidro, destacó en su carta, "es un santo de la puerta de al lado, como dice el papa Francisco: vivió como discípulo de Cristo y anunció el Evangelio como esposo, padre, vecino y trabajador en el Madrid de siglo XII".

"Como vecino estaba atento a las necesidades de todos los que vivían a su lado. Como trabajador del campo, a sueldo de un dueño, buscó siempre la justicia y la verdad para que todos pudiesen vivir con el sudor de su frente", detalló en la misiva dirigida a los fieles de su arquidiócesis.

Con motivo de este Jubileo, el arzobispo anunció que se organizarán en Madrid celebraciones "religiosas y culturales" en torno al santo. Además, quienes se acerquen al sepulcro venerado en la real colegiata de San Isidro, en la calle Toledo, podrán beneficiarse de la indulgencia plenaria, siguiendo lo previsto en estos casos.

“Queremos que este año sea para nuestra ciudad un momento singular para descubrir y visitar todos los lugares en los que existen huellas de la presencia de este amigo de Dios. Cuando Madrid era un pueblecito, dejó muestras de cómo vivir la comunión con Dios y con los hermanos”, se lee en el texto del arzobispo. 

“Al contemplar a los santos, -explica el cardenal Osoro- y en concreto a san Isidro Labrador, vemos la gran estela de luz con la que Dios ha atravesado la historia. ¡Qué luz nos entrega este santo del siglo XII! ¡Qué luz irradió en todos los continentes donde está presente su memoria!”

Y agregó: “Estamos llamados a ser santos, ¿cómo? Viviendo en caridad y ayuda fraterna, comunicando el amor y la alegría: Dios nos ha mostrado gratuitamente su rostro, su voluntad, se nos ha mostrado a Sí mismo. Que la alegría misionera resurja en nosotros como lo hizo en la vida de san Isidro”. 

“Los invito a recordar su vida, a peregrinar a su sepulcro y al de su mujer, santa María de la Cabeza, y rezar allí, a recorrer todos los lugares isidrinos, a beber de su fuente”, concluyó el arzobispo.+