Sábado 16 de octubre de 2021

Luego del gesto del Papa, los evangélicos piden perdón a los católicos

  • 30 de julio, 2014
  • Roma (Italia) (AICA)
Luego de que el papa Francisco pidiera perdón por la persecución que los católicos italianos propinaron a los pentecostales en tiempos del régimen fascista, el secretario general de la Alianza Evangélica Mundial, Geoff Tunnicliffe, también declaró lamentar la discriminación con que los evangélicos trataron a los católicos en varios períodos de la historia.
Doná a AICA.org
En su reciente visita a un pastor evangélico y a su comunidad en la ciudad italiana de Caserta, el papa Francisco pidió perdón por la persecución que los católicos italianos propinaron a los pentecostales en tiempos del régimen fascista. Las palabras del pontífice tuvieron tal repercusión que el secretario general de la Alianza Evangélica Mundial, Geoff Tunnicliffe, también declaró lamentar la discriminación con que los evangélicos trataron a los católicos.

El reverendo Tunnicliffe, presidente del organismo que nuclea a representantes cristianos de unos 600 millones de protestantes en 130 países, manifestó: "Si bien no estamos de acuerdo en lo teológico, esto no debe conducir a persecución o discriminación". El pastor evangélico afirmó que el paso dado por el Papa al pedir perdón "es un gran ejemplo" y debe ser un mensaje para todo el mundo, en especial, para aquellos países en los que hay tensiones entre católicos y evangélicos.

"Reconozco que en la historia han habido situaciones en las que los protestantes evangélicos han discriminado a los cristianos católicos, y estoy muy apenado por este tipo de acciones, porque si bien podemos estar en desacuerdo teológico, esto nunca debería conducir a la discriminación o a la persecución. Todos tenemos que reconocer nuestras faltas y pedir perdón unos a otros, y creo que el papa Francisco dio un gran ejemplo", manifestó Tunnicliffe a Radio Vaticana.

Geoff Tunnicliffe asistió a la misa de inicio del pontificado de Francisco y lo visitó en ocasión del encuentro que el Papa mantuvo en su residencia con los principales líderes evangélicos.+