Domingo 2 de abril de 2023

Los yihadistas mantienen detenidos a cinco cristianos por orden del Tribunal Islámico

  • 10 de octubre, 2014
  • Knayeh (Siria)
Después de la liberación del Padre Hanna Jallouf OFM, párroco en el pueblo de Knayeh, permanecen detenidos cinco hombres de los veinte que fueron arrestados por yihadistas del Estado Islámico, en la noche entre el domingo 5 y el lunes 6 de octubre. Se trata de un tío del religioso, el cocinero del convento de San José en Knayeh y el responsable de mantenimiento del convento de Nuestra Señora de Fátima en Yacoubieh, junto con sus respectivos hermanos. La medida de castigo fue aplicada por disposición del Tribunal Islámico.
Doná a AICA.org
Después de la liberación del Padre Hanna Jallouf OFM, párroco en el pueblo de Knayeh, permanecen detenidos cinco hombres de los veinte que fueron arrestados por yihadistas del Estado Islámico, en la noche entre el domingo 5 y el lunes 6 de octubre.

Fuentes locales que, cita la agencia Fides, dicen que los cinco hombres están involucrados en las actividades de los monasterios franciscanos en los pueblos de Knayeh y la aldea adyacente de Yacoubieh, ambos ubicados en una zona del noroeste de Siria que lleva años bajo el control de milicias anti-régimen.

Entre los cinco hombres que siguen detenidos está un tío del padre Hanna. Los otros son el cocinero del convento de San José en Knayeh y el responsable de mantenimiento del convento de Nuestra Señora de Fátima en Yacoubieh, junto con sus respectivos hermanos.

Con el paso de las horas surgieron nuevos detalles que aclaran la dinámica de la incursión en la noche entre el domingo y el lunes pasado: no se trató de un secuestro, sino una medida de castigo aplicada por disposición del Tribunal Islámico de Darkush, a pocos kilómetros de Knayeh. Toda la operación se llevó a cabo por orden de ese organismo del "nuevo orden" que los islamistas han impuesto en las zonas bajo su control.

Al mismo Tribunal Islámico el padre Hanna Jallouf hizo un llamamiento unos días antes de la incursión de la milicia en la parroquia, para denunciar el creciente hostigamiento del convento por parte de islamistas armados.

En algunas entrevistas de ayer, el Custodio de Tierra Santa Pierbattista Pizzaballa OFM confirmó que el padre Hanna en realidad está confinado en su pueblo, en espera del resultado del juicio del Tribunal islámico que lo tiene bajo investigación por cargos de colaboración con el régimen de Assad.+