Lunes 18 de octubre de 2021

Los obispos llaman a recordar a todos los santos y a los difuntos

  • 30 de octubre, 2015
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
Los obispos de San Isidro ofrecieron reflexiones para vivir con mayor disposición espiritual la solemnidad de Todos los Santos y el día de los Fieles Difuntos. Monseñor Ojea recordó que los santos "no son los que tienen cara de estampita", sino quienes "viven el Evangelio en cada momento de la historia"; su obispo auxiliar, monseñor Martín Fassi, habló de la importancia de saber desprenderse ante la muerte y rezar por los difuntos.
Doná a AICA.org
Los obispos de San Isidro ofrecieron reflexiones para vivir con mayor disposición espiritual la solemnidad de Todos los Santos y el día de los Fieles Difuntos. Monseñor Ojea recordó que los santos "no son los que tienen cara de estampita", sino quienes "viven el Evangelio en cada momento de la historia"; su obispo auxiliar, monseñor Martín Fassi, habló de la importancia de saber desprenderse ante la muerte y rezar por los difuntos.

Monseñor Ojea aseguró que los santos nos demuestran que es posible vivir el Evangelio, que no es una utopía ni un sueño irrealizable, sino que "todos podemos vivir la palabra y la vida de Jesús". También observó que los santos interceden por los hombres y buscan acompañarlos con su intercesión.

"Cuando nosotros pensamos en los santos, pensamos también en la capacidad de transmitir alegría. Pidamos a todos los santos que nos animen, que nos estimulen y que nos ayuden, que intercedan por nosotros para que podamos vivir en el tiempo presente y encarnar el Evangelio de Jesús", concluyó el obispo de San Isidro.

Monseñor Fassi, en tanto, recordó que enterrar a los muertos y rezar por los vivos y los difuntos son obras de misericordia que la Iglesia enseña desde hace mucho tiempo. Sostuvo que recordar a los muertos, rezándole a Dios, es "honrar sus vidas".

"Rezar por nuestros difuntos es la oportunidad de poder reconciliar en la memoria lo que todavía está herido en nuestro vínculo con nuestros difuntos; es vivir la comunión de los santos, aquello que todavía no pudimos decirle a un ser querido porque ya partió. Aquello que sentimos que nos hubiera gustado escuchar", dijo monseñor Fassi.

El obispo auxiliar recordó un libro titulado No te mueras con tus muertos. "Tu vida sigue, tu vida continúa y el mejor modo en honrar la vida de tu difunto es vivir plenamente, es continuar con la vida", explicó.

"Que la experiencia dolorosa de la muerte de un ser querido sea la experiencia de un amor muy profundo; del desprendimiento de un amor muy profundo. Pero es un desprendimiento muy necesario, para que nuestra vida continúe", concluyó el prelado.+

Texto completo del mensaje de monseñor Oscar Ojea
Texto completo del mensaje de monseñor Martín Fassi