Viernes 19 de agosto de 2022

Los obispos europeos recuerdan al Parlamento que el aborto no es un derecho

  • 8 de junio, 2022
  • Bruselas (Parlamento Europeo)
Declaración de la Comece ante el debate en el Parlamento Europeo con el título "Amenazas globales al derecho al aborto: la posible anulación del derecho al aborto en los EE.UU".
Doná a AICA.org

De "injerencia inaceptable" calificó este miércoles 7 de junio, el secretario de los obispos europeos, padre Manuel Barrios, el debate previsto hoy en el Parlamento Europeo con el título "Amenazas globales al derecho al aborto: la posible anulación del derecho al aborto en EE.UU. por parte del Tribunal Supremo".

“Vemos con sorpresa que el Parlamento Europeo debatirá sobre el impacto de un borrador de opinión filtrado del Tribunal Supremo de los Estados Unidos en relación con el aborto. Se trata de una injerencia inaceptable en las decisiones jurisdiccionales democráticas de un Estado soberano, un país que además no es Estado miembro de la Unión Europea (UE). La adopción de una resolución del Parlamento Europeo que avale esta injerencia no hará más que desacreditar a esta institución”, se lee en el comunicado de la Comisión de Conferencias Episcopales de Europa (Comece).

La Comece recuerda también que en Europa el aborto no es un derecho legal, ni tampoco en el Derecho Internacional. “Por tanto, ningún Estado puede estar obligado a legalizar el aborto, ni a facilitarlo, ni a ser instrumento para realizarlo”, subrayó.

Negación del derecho a la objeción de conciencia
La Comisión observa con gran preocupación que se niegue el derecho fundamental a la objeción de conciencia, “que es una emanación de la libertad de conciencia, tal como se declara en el artículo 10.1 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, y se reconoce por el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”, se lee en el mensaje.

“Nos alarma que se debilite o, incluso, se rechace el derecho de las instituciones sanitarias a negarse a prestar determinados servicios, incluido el aborto”, establece el texto. Como afirma la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en su Resolución 1763 (2010) sobre el derecho a la objeción de conciencia en la atención médica legal “ninguna persona, hospital o institución será coaccionada, considerada responsable o discriminada de ninguna manera por negarse a realizar, acoger, asistir o someterse a un aborto, a la realización de un aborto involuntario o a cualquier acto que pueda causar la muerte de un feto o embrión humano, por cualquier motivo”.

Como destacó la Comece, dice la declaración, “somos conscientes de la tragedia y la complejidad de las situaciones en las que se encuentran las madres que se plantean un aborto. La atención a las mujeres que se encuentran en una situación difícil o conflictiva a causa de su embarazo es una parte central del ministerio diaconal de la Iglesia y debe ser también un deber ejercido por nuestras sociedades. No se deben dejar solas a las mujeres en apuros, ni se puede ignorar el derecho a la vida del niño por nacer. Ambos deben recibir toda la ayuda y asistencia necesarias”.

La propuesta de debate fue presentada por varios parlamentarios de izquierda, entre ellos Predrag Fred Mati?, autor el conocido Informe Matic, que sirvió de base a la resolución más pro aborto de la historia de la Unión Europea, promulgada el 24 de junio de 2021.

Sin embargo, el Comité Permanente de la Comece ya advirtió, en una declaración de febrero de 2022, el intento de introducir un supuesto derecho al aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea sería una norma “carente de fundamento ético y destinada a ser causa de perpetuos conflictos entre los ciudadanos de la UE”.+